Del mismo modo que hiciera con el League of Legend World Championship 2016, la compañía diseñadora de hardware Acer ha apostado una vez más por los eSports patrocinando el All-Star de League of Legends, evento que se ha celebrado en Barcelona entre el 8 y el 11 de diciembre.

El acontecimiento, que el año pasado tuvo lugar en Los Ángeles, lo acogió este año el Palau Sant Jordi de Barcelona, albergando a los mejores jugadores de League of Legends del mundo y acogiendo a alrededor de 18.000 personas, sin olvidar las que lo siguieron por streaming y la repercusión del evento en medios.

El resultado fueron cuatro días de auténtica pasión durante los que Predator, la última gama de ordenadores gaming de la empresa taiwanesa, fue protagonista, habiendo lugar tanto para el XB241H – monitor utilizado por los jugadores – como para el portátil 21X y el monitor Z271T.

Compartir
Jefe de redacción en Gaming eSports. Alérgico a la picadura de la viuda negra, estrella de los Zanarkand Abes, brujo y héroe de mil y un aventuras. Intento de informático, de batería y de desarrollador en Steam Greenlight. YouTuber a tiempo parcial.