La edad es un estado mental. Uno solo es viejo cuando se rinde; cuando se echa para atrás. Y yo aún no lo he hecho. Lo decía  Antonio Banderas interpretando a Galgo en Mercenarios, y aquí me he acordado en más de una ocasión de esta frase. Por una parte, a los que crecimos con los pixeles gordos no nos disgusta encontrarnos con una propuesta como la que hoy nos ocupa. Pero por otro lado, la dificultad endiablada (y en ocasiones abusiva) de 8DAYS, hará que te sientas demasiado viejo y puedas llegar a pensar en rendirte.

Cinco misiones y un destino


Santa Clara Studios es un pequeño equipo de desarrollo independiente afincado en la norteña ciudad de San Sebastián y su último proyecto se llama 8DAYS. Su propuesta es clara: elige a uno de sus dos mercenarios, Lola “Wasp” Cruz, una mejicana de 24 años o Mike “Ghost” Doe, un fornido australiano de 40 años. Después empieza a disparar a todo lo que se mueva como si no hubiera un mañana. Ambos protagonistas trabajan para la corporación de mercenarios más importante del planeta y su misión incluye tareas tan importantes como viajar a Oriente para restablecer el suministro de arroz que necesita la clase alta de occidente para degustar el sushi a diario, así se las gasta 8DAYS.

1Y aunque evidentemente aquí la historia no es ni por asomo algo destacable, sí que se usa como una excusa para marcarse este humor tan sarcástico que consigue arrancar la sonrisa del jugador que sujeta el mando. Y hablando del mando, aquí hemos venido a pegar tiros y no a que nos cuenten películas baratas de acción con argumentos forzados. El juego está cargado de homenajes a clásicos del cine ochentero y del videojuego de espías secretos al estilo Metal Gear, pero olvidaros de buscar una excusa argumental para darle valor a la obra, pues lo que tenemos entre manos es un clásico dual stick shooter.

Con el stick izquierdo movemos a nuestro personaje y con el derecho dirigimos la dirección de las balas, en muchas ocasiones balas perdidas. Y es que vamos a tener que sudar sangre, sudor y lágrimas para completar sus cinco misiones, que aunque si bien es cierto se antojan demasiado fugaces, el contenido puede llegar a extenderse más de lo que parece debido a su gran dificultad, aspecto que se ve reducido si optamos por jugar en modo cooperativo (offline) ya que el trabajo se divide entre los dos jugadores y ni aumenta la dificultad ni el número de enemigos.

2Como decía al principio del texto, estamos hablando de una dificultad bastante exigente y en ocasiones abusiva y no por falta de habilidad del jugador, diría que el videojuego intenta alargar su duración con las típicas jugarretas que podrían considerarse injustas, el hecho de que en ocasiones nos caeremos al vacío por no tener clara la delimitación del escenario o veremos cómo los enemigos, los cuales no tienen un rango de visión perceptible para nosotros, van a venir para acabar con nuestra barra de salud dando un sprint muy dopado del que es difícil zafarse y en esos casos el control con mando no ayuda. Creedme cuando os digo que he querido tirar el mando por la ventana en más de una ocasión.

No quiero centrarme en ítems y barras de vida que las hay por supuesto, en resumen solo diré que tenemos una barra de salud dividida en tres fracciones, puedes recuperarla con botiquines o alimentos repartidos por el escenario, pero si mueres vuelves al último checkpoint, punto. Tenemos dos espacios que ocupamos con dos armas (Pistolas, ametralladoras, lanza misiles, granadas…) si cogemos una tercera, elegimos cuál de las dos anteriores soltamos, si cargamos el arma cuando todavía hay balas en el cargador perderemos las que quedan y si nos arriesgamos y queremos aprovecharlas todas, quizás muramos en ese segundo y medio que dura el proceso de recarga, fin de la historia.

3En 8DAYS encontraremos una alta dosis de acción desenfrenada, gore, habitaciones secretas que pueden dar recompensas (armas por ejemplo). Se avanza cuando limpias un escenario, después te las verás con cada uno de los jefes finales y si te gusta todo lo que te digo te lo pasarás bien sufriendo la agresividad de un juego que no perdona pero que, una vez se le coge el punto, llega a divertir mucho, tanto jugado solo como en compañía.

Apartado Técnico


Un juego creado con mucho amor, con píxeles enormes y con un componente gore bastante acentuado a pesar de su apuesta gráfica, veremos cuervos comiéndose los restos de los enemigos y sangre y vísceras repartidas por los suelos. El diseño de escenarios es un tanto laberintico y en ocasiones algunas rutas nos llevarán a nuevas zonas sin saber que abandonamos las que aún estábamos explorando, quizás una señal de “exit” indicándolo hubiera solucionado el problema.

4Cada misión tiene una pequeña introducción que sirve como excusa para abordar la incursión y viene acompañada de su respectivo texto descriptivo de la situación a tratar en la fase. La banda sonora nos ha parecido muy destacable, Red Forge ha hecho un excelente trabajo en 8DAYS con temas muy pegadizos. Incluso se atreven con un tema “WildLands” con interpretación vocal femenina que quita el hipo. Los efectos de sonido cumplen pero no destacan demasiado y son en muchas ocasiones muy repetitivos, no se espera una super producción en ese sentido claro, pero a veces los pequeños detalles marcan la diferencia entre lo mínimo exigible y la excelencia.

En cuanto al idioma cabe destacar que viene con subtítulos en castellano aparte de inglés, francés, alemán y ruso, por lo que los jugadores pertenecientes a las regiones de estos cinco idiomas estarán muy satisfechos y es de agradecer para un estudio tan reducido.

Conclusión


He de reconocerlo, con The Legend of Zelda Breath: of the Wild y Horizon Zero Dawn haciéndome ojitos en la estantería es difícil abordar el análisis de un juego tan humilde como este sin perder la noción de la justicia y del respeto que cada título se merece. Sin embargo, al final me lo he pasado bien con 8DAYS y Santa Clara Studios seguro que ha puesto todo su esfuerzo en hacernos llegar su obra de la mejor manera posible. En definitiva, 8DAYS es un arcade de los que desafían y acompañan unas tardes solo o en cooperativo en red local, un detalle que se agradece en estos tiempos donde parece que esta modalidad multijugador no es una apuesta prioritaria para la mayoría de estudios. Puede que nos hayamos hecho viejos y un título así nos haga rendir o echarnos para atrás, pero al fin y al cabo estamos orgullosos de que nuevas “viejas” propuestas sigan llegando a nuestras manos a día de hoy.

Lo mejor baner

  • La banda sonora
  • El multijugador local
  • Su propuesta jugable y el exigente nivel de dificultad

lo peor banner lo mejor

  • Algunos picos de dificultad llegan a desesperar
  • El control con el mando a veces se hace un poco desesperante
  • Los efectos de sonido
6,5 Nota final
Jugabilidad6
Multijugador7
Gráficos6
Música/Sonido7
Edición Española7
Compartir
Barman por obligación y productor musical por vocación. Me encanta la obra de Fumito Ueda y Jenova Chen y si, Firewatch me cambió la vida. También escribo aquí mientras me dejen...