Lo videojuegos indies son una fuente inagotable de propuestas originales y que tienen a salirse de la norma de lo que ya estamos acostumbrados en este mundillo. El tener una mayor libertad a la hora de crear un juego, sin la restricción de un lanzamiento de gran presupuesto, sirve para dar rienda suelta a los desarrolladores con todo tipo de ideas. Hoy analizamos un título que podría englobarse dentro de este grupo. Con Beholder: Complete Edition el estudio desarrollador Warm Lamp Games, quiere ofrecernos un juego de estrategia donde el límite lo marcará la moralidad del jugador ¿Hasta dónde estaremos dispuestos a llegar para lograr nuestros objetivos? ¿El fin justifica los medios? Os contamos los pros y los contras de una propuesta que pone en la balanza valores como la autoridad y la libertad.

El Gran Hermano te vigila


El argumento nos propone ponernos en la piel de un trabajador que sirve al régimen totalitario y distópico de su país, y cuya misión encomendada es la de regentar un bloque de apartamentos en calidad de casero. Nuestras obligaciones parecen muy normales hasta ese punto, pero no acaban ahí. También tendremos que espiarles y recabar información sobre ellos para el estado. Es aquí donde comienza una aventura en la que dispondremos de libre albedrío para actuar como consideremos oportuno, ya sea cumpliendo órdenes, o traicionando a nuestros superiores para nuestro beneficio. Todo ello sin llegar a descuidar las obligaciones como padre de familia. La libertad está en nuestras manos, pero cuidado, cada acto que realicemos puede tener consecuencias de lo más imprevisibles.

Como buen título de estrategia, lo principal que tendremos en cuenta será el compaginar y gestionar nuestra faceta de casero y cabeza de familia, con la de espía y chivato del gobierno autoritario. Para ello, a lo largo de los días (las horas irán pasando a medida que transcurre el tiempo) será recomendable interactuar con los inquilinos, conocer más sobre sus vidas, reparar los desperfectos de los edificios y ayudar a nuestra esposa e hijos en sus quehaceres diarios. No obstante, cuando recibamos una llamada del ministerio, se activará una cuenta atrás para realizar la tarea que nos encomiende.

Tendremos todo tipo de acciones a nuestra disposición, una llave maestra para colarnos en sus casas cuando se encuentren fuera de ellas, colocar cámaras para ver lo que hacen a escondidas, o incluso probar con tácticas de intimidación algo más agresivas. El juego nos da libertad para no tener que seguir a pies juntillas las misiones que nos encarguen. Podemos ocultar al ministerio que un inquilino está realizando una actividad ilegal, y a cambio chantajearle para nuestro propio beneficio. Pero habrá también que tener cuidado de no levantar sospechas entre nuestros superiores. Cumpliendo misiones ganaremos dinero y puntos de reputación, que podremos emplear en mejor equipamiento o cámaras de vigilancia. También nos reportarán beneficios las misiones secundarias que irán apareciendo. No solo por el dinero que podamos obtener, también mejorará la relación con nuestra familia o vecinos.

Aunque en teoría estemos de parte de la ley, podemos realizar acciones como robar a los vecinos, o comprar y traficar con mercancía declarada ilegal por los ordenamientos. Estos objetos pueden resultarnos útiles, pero una redada por parte de la policía y su descubrimiento serán catastróficos para nosotros. Y es que, ese es el encanto de este juego, la libertad que nos ofrece a la hora de progresar y avanzar en la historia. Nosotros elegimos si queremos ser héroe o villano, y nuestros logros pueden desembocar en varios tipos de finales, incluso la muerte a manos de un inquilino al que hayamos llevado al extremo. Algo que sí lamentamos, es que los controles no se encuentren adaptamos con demasiado atino para la versión de consolas.

Apartado Técnico


El estilo visual del que hace gala este juego, puede llegar a resultarnos atractivo cuando nos topamos con él. Y es que aunque sea un poco sobrio en líneas generales, es lo suficientemente simpático para agradarnos. Gráficamente, salta a la vista que es modesto y que podría pasar por un juego de la anterior generación, además de que los efectos visuales y animaciones son de aprobado raspado. El título de muestra en pantalla a una resolución de 1080p y 60 fps en PlayStation 4 Pro.

Sobre la música, las canciones que componen la banda sonora son muy sencillas. De un ritmo normalmente tranquilo, casi de perfil bajo, aumentan de intensidad en los momentos de más peligro y tensión, pero se nota a las claras que no han querido que este apartado tenga un papel protagonista, relegándolo así a algo de acompañamiento y más secundario. Los efectos de sonido son minimalistas, y se reducen a unos pocos para determinadas acciones, o las conversaciones que sonarán como murmullos ininteligibles. Los pocos diálogos que oiremos en el juego estarán doblados al español y todos y cada uno de los textos también se encuentran traducidos al castellano.

Conclusión


Beholder: Complete Edition es un videojuego indie que, si sabemos exprimir, puede ofrecernos muchas horas de juego. Los amantes de los títulos de estrategia estarán encantados de poder trastear con todas las opciones para espiar a nuestros inquilinos. Pero sin duda, donde disfrutarán más es en la libertad que nos brinda a la hora de tomar las decisiones de carácter moral, las cuales nos permitirán robar, chantajear, amenazar o manipular a los habitantes de nuestro edificio. Un juego original con un estilo visual muy peculiar también, del que lamentamos que sus controles no estén llevados todo lo correctamente que debiera a la versión de PS4, y que provoca que sea algo incómodo movernos entre los menús. No se nos olvida mencionar tampoco, que también la posibilidad de grabar cuando queramos habría sido muy de agradecer, sobre todo si nuestro objetivo es alcanzar los mejores finales al final de la aventura. Con todo, un juego recomendable para los que les encante la estrategia.

 

  • Una propuesta jugable muy original
  • Diferentes elecciones a la hora de progresar en el juego
  • Ciertas mecánicas son interesantes y divertidas

 

  • El interfaz y acceso a los menús es algo incómodo a veces
  • Ausencia de guardado manual

 

6.5 Nota
Historia7
Jugabilidad6
Gráficos7
Música/Sonido6
Edición Española7