Milestone ha comenzado con fuerza el año. Tras la publicación del notable Monster Energy Supercross, ahora nos llega Gravel, un título offroad que ofrece una buena variedad de pruebas, un modo principal de juego bastante atractivo y opciones más que de sobra para que los amantes de las carreras más salvajes tengan algo que llevar a su PS4.

Carreras entre barro, lluvia y nieve


Lo que más me ha llamado la atención de Gravel es que ofrece carreras TODOTERRENO. Y lo escribo con mayúsculas porque realmente ofrece algo que no estamos acostumbrados a ver. Hay circuitos ambientados en desiertos, en selvas, en parajes nevados, en circuitos que mezclan tierra y asfalto, praderas, etc. La gran variedad de localizaciones y tipos de pistas nos ha sorprendido gratamente, pero a esto se suma una meteorología bastante cambiante. Hay lugar para lluvias torrenciales que casi no nos dejan ver, suelos helados donde las ruedas de nuestro vehículo patinan, playas donde el agua nos ralentiza e incluso carreras nocturnas donde cuesta ver los obstáculos cuando circulamos a 150 km/h o más.

GRAVEL_20180303192045

Otro aspecto que ha trabajado Milestone tiene que ver con la variedad de pruebas. Todas ellas son carreras, pero además de las típicas carreras de circuito (donde habrá que dar varias vueltas) y las pruebas que nos llevan desde el punto A hasta el punto B, vemos que hay más variedad. Quizá las más llamativas sean las Smash-Up. En estas habrá que romper bloques con flechas verdes (y evitar las cruces rojas) para poder seguir avanzando por el trazado y llegar a la meta para ver si conseguimos el mejor tiempo de todos. Es una de las pruebas más desafiantes, pues estas flechas y cruces varían como si de una máquina tragaperras se tratarse.

También tenemos pruebas contrarreloj, carreras de eliminación donde cada 25 segundos queda fuera de la carrera el último clasificado, carreras de checkpoint, campeonatos de 3 pruebas, etc. Y la organización de todas estas pruebas en el modo Carrera no podría ser más interesante (aunque quizá sea un poco corto). Si ganamos una carrera conseguiremos tres estrellas, si hacemos podio dos estrellas, y si acabamos la prueba una. De esta manera hay que intentar acumular el mayor número para ir desbloqueando nuevos eventos.

Algunos de estos eventos son especiales, donde únicamente nos enfrentaremos a un rival, que se supone más duro… pero la realidad es que estos eventos especiales han supuesto algunos de los momentos más sencillos de todo el título, e imagino que esto es justo lo contrario de lo que pretendía Milestone.

Para completar las opciones de juego de Gravel tenemos carreras rápidas, contrarreloj y la posibilidad de jugar online. En este sentido decir que el juego es correcto, pues presenta un sistema que funciona de manera óptima, aunque tampoco ofrece una infraestructura tan elaborada como para que enganche el juego online más allá de las bondades que ofrece la propia fórmula de juego. Eso sí, ni rastro de un modo multijugador con pantalla partida. Una lástima.

GRAVEL_20180304141044

Otra forma de incentivar el juego reside en el nivel de experiencia del jugador, pues si jugamos en un modo difícil, con las ayudas desactivadas se consiguen más puntos… y esto repercute en la subida de nivel, y por tanto el acceso a nuevos vehículos y circuitos.

Y llegamos a uno de los puntos que menos nos ha gustado de este título, el propio sistema de control. En líneas generales funciona bien, pero los vehículos de tracción trasera no son tan manejables como nos hubiera gustado. A su vez, los vehículos presentan un peso bastante bajo, por lo que habrá que controlar mucho los saltos. Y tampoco nos ha gustado mucho que en los inicios de algunas pruebas los vehículos parece que se peguen entre sí, costando mucho no verse envuelto en el barullo que se forma en algunos trazados como el de Los Angeles.

Apartado Técnico


Lo más llamativo del apartado técnico de Gravel ya lo he comentado. Hablo de su sistema de meteorología y las enormes posibilidades que ofrecen sobre cada circuito al presentarlos con lluvia, soleado, de noche. Cada elemento transforma la carrera, bien porque el barro hace que las ruedas traccionen peor o porque la lluvia o la noche no nos permita ver mucho si circulamos a grandes velocidades.

Aparte de esto tenemos un diseño de vehículos correcto sin más, con un modelo de daños visuales que también es justito. Mejor valoración nos merece el diseño de circuitos, con una amplia variedad de localizaciones, que van desde un circuito mixto en Las Vegas hasta trazados en el desierto de Namibia.

Acabamos con el apartado sonoro, que no luce tanto como nos hubiera gustado. La banda sonora acompaña nuestro paso por los menús, pero tras unas cuantas carreras se repite más que el ajo. Por otra parte, tenemos el rugido de motores de los diferentes vehículos, que a mi juicio es bastante pobre. Y por último tenemos un doblaje en castellano con unas pocas líneas donde un narrador comentará algunos aspectos básicos de las carreras o de los lugares donde transcurren las carreras. Gravel está disponible en las tiendas por 69,99 euros.

GRAVEL_20180304132800

Conclusión


Quizá el mayor problema de Gravel sea que no resulta tan espectacular, novedoso u original como otros títulos. Es divertido, engancha y bastante variado. ¿Qué más se le podría pedir? Pues algunos detalles que los grandes fans del género siempre demandan, como pantalla partida para jugar con un amigo (ya no digo pantalla dividida a cuatro), alguna característica extra que realmente llame la atención, un precio más atractivo de primeras… No sé, no es mi trabajo. Pero me apena que un videojuego como Gravel vaya a coger polvo en las estanterías de las tiendas. No se lo merece porque es muy divertido, y a mí al menos me ha reportado un buen número de horas de diversión.

 

  • Las variables que aporta la meteorología, variedad de terrenos y las pruebas de noche
  • Modo Carrera bastante entretenido
  • Ofrece una buena variedad de pruebas, habiendo algunas novedosas como Smash-Up.

 

  • Algunas deficiencias en el motor de física o en el sistema de control
  • Sin pantalla partida
  • Los efectos de sonido

 

7.5 Nota
Jugabilidad7.5
Multijugador7
Gráficos7.5
Música/Sonido5
Edición Española7.5