Se cumplen un par de meses desde que en Septiembre se pusiera a la venta en nuestro país Shadow of the Tomb Raider, el nuevo episodio de la saga desarrollada en esta ocasión por Eidos Montreal (podéis leer nuestro análisis del juego en el siguiente enlace) que dejaba un poco más de lado la acción para enfocarse en la exploración y las plataformas. Junto a ese lanzamiento se puso a la venta también un Pase de Temporada (que puede adquirirse por separado o junto a la Edición Croft) que servirá a los jugadores para ir accediendo a una serie de contenidos adicionales que se irán sacando a lo largo de los próximos meses. Hoy analizamos La Fragua, el primero de estos siete DLCs y que ya se encuentra disponible para todos aquellos que deseen seguir disfrutando de la nueva Lara Croft. A continuación, os contamos todo lo que trae este contenido descargable, y si realmente merece la pena.

Lara continúa con su gran aventura


La nueva misión secundaria que se activa tras adquirir La Fragua, se encuentra disponible en el poblado de Kuwaq Yaku. No hay que temer de no saber encontrar al personaje que empieza la misión, ya que viene marcado en el mapa, además con un símbolo indicando que se trata de un contenido descargable y no forma parte del juego principal. Una vez lleguemos, conoceremos a la tía de Abigale, uno de los personajes secundarios que Lara conoce durante su aventura. La buena mujer nos pedirá que intentemos descifrar un mapa que dejó la abuela de nuestra amiga antes de su muerte, y que tendría que entregarse a Abigale cuando hubiese transcurrido un año del funesto acontecimiento. De este modo, Lara tendrá como objetivo descubrir lo que se oculta detrás de ese enigmático documento, que parece llevar a un lugar misterioso en el que reside uno de los secretos mejor guardados del poblado.

La jugabilidad vuelve a estar orientada, una vez más, a las plataformas y exploración, como ya ocurría en el juego base. A nosotros nos ha parecido todo un acierto, ya que era lo que más destacaba en la aventura principal, dejando de lado los combates (que eran algo flojos) y que, quitando un momento muy puntual, prácticamente no existen. El diseño de los dos escenarios nuevos que visitaremos, sobretodo el segundo, hace gala de unas mecánicas muy atractivas, que nos llevarán a pensar el mejor modo de ir avanzando sin morir en el intento, así como saltos ajustados y una buena cantidad de coleccionables por descubrir y examinar.

Las recompensas por acabar este contenido adicional para la campaña son bastante interesantes. Por un lado tenemos la habilidad granadera, la cual permitirá a la Lara crear granadas para usarlas contra sus enemigos, y que desbloqueará al terminar como bonificación al llegar a lo más alto de La Forja del Destino. Si además de eso, completamos la misión extra consistente en enterarnos en el secreto que oculta dicha tumba, conseguiremos también el fusil Umbrage 3-80 Sombra, cuya potencia extra nos dará la ventaja durante los tiroteos y el atuendo Brocken-Sombra, con interesantes habilidades orientadas a la infiltración, ya que hará más difícil que los enemigos nos detecten y otorgará más experiencia por las bajas sigilosas.

Fuera de la historia principal, también se desbloquea la nueva tumba dentro del apartado extra desafíos, con lo que se nos permitirá volver a completarla, aunque esta vez con dos objetivos extras. En Reto de puntuación, tendremos que ir recogiendo fuegos fatuos (azules y verdes) y disparar a los faroles distribuidos por el mapa para ir consiguiendo multiplicadores de puntuación. Si queremos que ésta sea alta, lo aconsejable será encadenarlos todo lo que podamos, ya que si tardamos mucho la bonificación se reseteará. El otro modo es el clásico Contrarreloj, del cual poco hay que explicar. La finalidad es llegar a lo más alto de La Forja del Destino dentro del menor lapso de tiempo posible. En ambos casos, en función de nuestra actuación, podremos llegar a conseguir una medalla de bronce, plata u oro, además de registrar nuestra puntuación en una tabla de clasificación con el resto de jugadores de todo el mundo.

Pero lo realmente interesante, es que podremos intentar completar estos desafíos en compañía de otro jugador. De esta manera, podremos cooperar para intentar hacerlo de una manera más efectiva y coordinada, donde un participante controlará a Lara Croft y el otro a Abigale. Para tener compañero de aventuras, podremos optar por usar el matchmaking que nos ofrece el juego, aunque a veces puede tardar un poco en encontrar a alguien (lógicamente, no todos los poseedores del juego tendrán el DLC). La otra opción está francamente bien, ya que si tenemos un amigo que conozcamos con el juego, seremos capaces de invitarle para que se una a nosotros, aunque no tenga el contenido descargable, y de esta manera disfrutarlo de igual manera.

Apartado Técnico


El apartado técnico sigue la línea del juego principal, con sus luces y sus sombras. Esto quiere decir que estamos ante unos gráficos que muestran unos gráficos que presentan unos escenarios y diseños de personajes dignos de elogio, pero que también sigue presentando los mismos fallos como microparones para realizar cargas en determinados puntos, y unas animaciones que pueden rechinar en más de una ocasión. En lo referente al sonido, la banda sonora no presenta novedades y se queda en un segundo plano dentro de esta pequeña nueva aventura, así como ocurre de igual modo con los efectos de sonido. Como ya era la norma en el juego base, tantos los diálogos como los textos se encuentran totalmente en español.

Conclusión


Shadow of the Tomb Raider: La Fragua se presenta como el comienzo de una serie de futuros contenidos descargables, bastante prometedor. La nueva misión secundaria que se añade para este primer DLC, tiene una duración bastante buena y nos llevará a completar un par de nuevos escenarios, cuyo diseño es interesante y sigue la línea del juego base. Si los puntos fuertes del juego base eran la exploración, las plataformas y las tumbas, aquí se encuentra concentrado todo eso con lo que resulta ciertamente interesante. Esta sensación se ve reforzada, si encima le añadimos el modo cooperativo para dos jugadores para completar las tumbas de desafío, las cuales nos proponen retos que nos invitarán a repetirlas una y otra vez o las recompensas como una nueva habilidad y equipamiento para Lara. En definitiva, este DLC se convierte en una opción ideal para aquellos que se quedaron con ganas de más tras acabar la aventura principal.

 

  • El diseño de las plataformas y los mecanismos de nueva tumba
  • Su duración entre la historia y los desafíos está bastante bien
  • Incluye una nueva habilidad y equipamiento interesantes para Lara
  • El modo cooperativo para dos jugadores

 

  • El matchmaking a veces tarda en encontrar a otro jugador