Compartir

Al estudio alemán, Daedalic Entertainment , le gustan las aventuras gráficas, y una buena muestra de ello es The Long Journey Home, un título que mezcla conceptos de RPG con supervivencia espacial. Por si fuera poco, el título corre bajo un algoritmo de generación procedural, tal y como sucedía con No Man’s Sky.

Un viaje infinito


Antes de adentrarnos en el espacio deberemos de formar un equipo, y se nos da a elegir a varios miembros con diferentes habilidades. Cada uno tiene una función, y no podremos cambiarlos una vez empezada nuestra aventura. Además, se nos da a elegir entre diferentes naves, donde cada una tiene sus propias características. Tener más resistencia o ir más rápido, maniobrar mejor o tener más espacio en el depósito, al fin y al cabo, tú decides como llevar tu experiencia.

Se forma la cuenta atrás, solo nos queda cruzar los dedos y despegar, y tras unos segundos eternos… ya nos encontramos en órbita. Nuestra primera misión es llegar a un planeta, recoger recursos e informar de nuestra situación, pero no es tan sencillo como parece. Para poder ir y entrar a un planeta deberemos de entrar en órbita, e intentar no estrellarnos con otros cuerpos espaciales, como los asteroides. Para ello deberemos hacer uso de la gravedad y la situación orbital. Una vez hayamos controlado la nave podremos entrar en el planeta, donde podremos extraer recursos y conseguir objetos para nuestra aventura.

Cuando entramos a un planeta tendremos una capsula de control, el cual su control es totalmente diferente al de la nave. Aquí tendremos que usar los propulsores para movernos y mantenernos en equilibrio. Si nos chocamos perderemos resistencia, y si se rompe, adiós historia. Los escenarios de los planetas son muy limitados, y solo podremos movernos de izquierda a derecha. Con los recursos que obtenemos podemos mejorar la nave y suministrarla para no quedarnos parados en mitad de nuestro viaje.

Puestos ya en materia y sabiendo los controles básicos, es hora de hablar de la historia. Tenemos como objetivo viajar a Alfa Centaurl, que se encuentra a 4,37 Años Luz, pero un extraño incidente provoca que nuestra nave se pierda por el universo. Ahora nuestro objetivo será sobrevivir y llegar a casa sanos y salvos. Para ello tendremos que estar muchísimas horas de juego farmeando recursos y completando varias misiones, tanto secundarias como primarias.

En nuestro regreso a casa nos encontraremos varias razas alienígenas. Algunas simplemente nos preguntarán como llegar a un sitio, otras nos pedirán favores a cambio de recursos, y luego están las hostiles, que antes de hablar, dispararán. Hay varios detalles de interés, como errores en los textos (a propósito) de los aliens, clichés de películas o el humor que desprende cada tipo de raza. Muy difícilmente encontrarás algo igual a lo visto anteriormente. Vamos, todo un espectáculo.

Apartado Técnico


El apartado gráfico es sencillo pero elegante. No hay demasiados elementos en pantalla, pero los que hay están muy bien posicionados. Ningún planeta será igual, cada textura y cada órbita están ampliamente diferenciados. Los modelados están hechos a base de polígonos.

Lo mismo se puede decir de su apartado sonoro, estamos en el universo, solos, desesperados, y no hay mejor sintonía que la de un piano tocando varias piezas musicales. No es lo mejor que escucharéis en vuestra vida, pero se acopla muy bien a lo que quiere transmitir el título, soledad y distanciamiento.

En cuanto a estabilidad y optimización, tengo que decir que no he tenido ningún problema. El título ha sido ejecutado en calidad ultra con un Intel Core i5 7600k, Nvidia GTX 1070, 16 GB RAM y Windows 10 Pro. Cualquier ordenador de gama media-baja podrá ejecutarlo sin problemas, aunque no en su máxima calidad.

Conclusión


The Long Journey Home es un título a tener muy en cuenta si te gustan la supervivencia y los RPG. Puede parecer muy similar a No Man’s Sky, pero al contrario, son muy diferentes, y lo único similar que tienen entre sí es la generación procedural. No obstante, su historia es decente y divertida. Es un título que da para muchas horas de juego, pero con el paso de las horas se puede volver algo monótono y aburrido.

  • Su historia
  • El humor que desprende
  • Muchas misiones, tanto primarias como secundarias
  • La sensación de soledad

  • Controles algo difíciles
  • Con el paso del tiempo se vuelve aburrido

 

7 Nota
Historia8
Jugabilidad7
Gráficos7
Música/Sonido7
Edición Española7