Los aficionados al manga y al anime japonés estamos de enhorabuena. Cada vez están llegando más y más títulos basados en las obras más exitosas del momento, y prueba de ello fue lo acontecido durante el evento Jump Festa 2018, donde se mostraron los títulos Little Witch Academia: Chamber of Time, One Piece: World Seeker o My Hero Game Project. Pero esta vez le ha llegado el turno a Nanatsu no Taizai y a su debut en las consolas de sobremesa con The Seven Deadly Sins: Knights of Britannia, un juego que sinceramente no ha cumplido nuestras expectativas y que nos ha dejado algo fríos en muchos aspectos, pero que los fans más acérrimos disfrutarán.

Reuniendo a los siete


El título básicamente se compone de un modo Aventura y un modo Duelo. El primero de ellos permite a los jugadores revivir la historia del manganime de una manera bastante fiel y añadiendo algo de libertad al ofrecer un gran mapa de Liones para recorrer. Desde que superamos el tutorial inicial e iniciamos el viaje de Meliodas, Elizabeth y Hawk a bordo del Boar Hat. Las misiones principales corresponden a la historia que todos conocemos, y para ir desbloqueándolas, a veces será necesario completar tareas secundarias para reunir información y subir el nivel de cotilleo de la región en la que nos encontremos. Los side quests pueden basarse en simples combates multitudinarios en los que el objetivo es acabar con un número específico de enemigos con o sin límite de tiempo, o bien en protagonizar recogidas de materiales e ingredientes con Elizabeth, personaje que sólo podemos controlar en estas ocasiones.

Terminar la historia principal de The Seven Deadly Sins: Knights of Britannia nos ha llevado unas cuatro horas, y una vez saltan los créditos, volvemos al mapa mundi de Liones. ¿Por qué? Pues por que aún quedan cosas por hacer y ciertos eventos especiales por desbloquear, como algunas escenas y combates pertenecientes al arco argumental de la resurrección de los Diez Mandamientos. Y un apunte que tenemos que realizar sí o sí, es la manera en la que se han recreado las escenas más emocionantes de la historia de Nanatsu no Taizai, presentándose carentes de cualquier secuencia o animación, efectos especiales o intentos de buen hacer. El resultado son unos diálogos sin alma y casi estáticos.

Combates mejorables pero con chispa


El plantel de luchadores consta de 25 personajes totalmente diferenciados entre sí, con ataques y movimientos sacados del manga, que se van desbloqueando a medida que se avanza en la historia. La verdad es que si nos ponemos a pensar en quienes se han quedado fuera de este roaster, no se nos ocurre casi nadie. Prácticamente todos los luchadores conocidos están aquí. Nos ha gustado comprobar cómo cada uno de ellos tiene su propio estilo de lucha y encadenamiento de combos, (aunque recurrir al machacamiento de botones es casi inevitable durante las primeras horas) y se clasifican en peleadores de Magia, Poder o Velocidad.

Otro aspecto que nos ha convencido ha sido el sistema de destrucción de los escenarios, el cual consideramos bastante acertado y en ciertos escenarios hasta brillante. Además, los edificios ocultan gemas especiales que se pueden aprovechar como ítems para recuperar salud o recargar nuestra barra de estamina, un aspecto que le da cierta estrategia a los enfrentamientos. Sin embargo forman parte de uno de los grandes peros de la jugabilidad. Cuando en una lucha se juntan el sistema de fijación de objetivo, una serie de combos rápidos contra muchos enemigos que provocan resentimiento en el frame rate y la destrucción de estructuras, el caos reina en el escenario, y gran parte del problema es por los problemas de cámara que genera el apuntado automático.

Y por supuesto, en esta aventura de acción no estamos solos. Los combates pueden ser también de dos contra dos, y en caso de pedir apoyo a nuestro aliado y llenar una barra a base de golpes conjuntos, ambos personajes terminan su combo asestando un espectacular ataque combinado; y para aquellos jugadores que prefieran pelear en solitario, siempre pueden recurrir al ataque especial final de su personaje, el cual puede llegar a provocar un enorme daño. El juego cuenta además, del modo Aventura, con un modo Duelo dedicado a combates locales o de un jugador o en multijugador, o bien de un sistema online que funciona a las mil maravillas; ofrece un matchmaking muy veloz y partidas rápidas en las que pegar mamporros a diestro y siniestro está asegurado. Como último apunte, hemos de decir que todos los artilugios que fabriquemos con los materiales que ganemos al completar misiones en la historia principal podrán equiparse en el modo online.

Apartado Técnico


En términos gráficos, el juego no es que salga precisamente ganando. Los escenarios están bien recreados en cuanto a los visto en el manganime, su sistema de físicas es correcto y la destrucción de estructuras es bastante llamativa, pero a simple vista ya se ven carencias. Las texturas no están demasiado elaboradas y son planas, hay una falta de definición general y los dientes de sierra en los bordes de los personajes son más pronunciados de lo que nos gustaría. El juego ofrece una resolución de 1080p y una tasa de 60 imágenes por segundo algo inestable, pues en las batallas multitudinarias la fluidez se ve perjudicada con bajadas.

Los efectos de sonido nos dan una de cal y otra de arena, pues los hay muy dignos pero también tremendamente sonrojantes, como por ejemplo los sonidos que emiten los pequeños seres que habitan El Bosque de los Sueños Blancos al ser derrotados, que se llegan a hacer realmente cansinos y repetitivos. Pero como no podría ser de otra manera, el apartado sonoro cuenta con las voces originales de todos los personajes del anime, con sus frases más características y algunos de sus clásicos comentarios humorísticos; uno detalles que siempre son de agradecer en este tipo de adaptaciones.

Conclusiones


The Seven Deadly Sins: Knights of Britannia llega a PlayStation 4 con un target muy definido: los fans de la obra. Todo seguidor de este manganime puede estar parcialmente satisfecho de cómo se ha llevado a cabo este proyecto, pues tienen la oportunidad de luchar con prácticamente cualquier personaje relevante de la trama y pueden revivir la historia al completo. Por desgracia el juego no puede llegar a aspirar más que a eso debido a demasiadas imprecisiones y a recursos totalmente desaprovechados debido quizás a un presupuesto reducido. Nos queda pues, un título de acción poco trabajado que gustará a fans y entretendrá a los curiosos que le den una oportunidad.

 

 

  • Su roaster de 25 personajes es muy completo.
  • La destrucción de los escenarios.
  • La fidelidad con el manganime.
  • El matchmaking y la estabilidad del online.

 

 

  • Dientes de sierra muy pronunciados.
  • Algunos efectos de sonido son demasiado repetitivos y pobres.
  • Framerate irregular en batallas multitudinarias.
  • Problemas con la fijación de objetivo y con la cámara.
  • La dificultad del modo Aventura no está bien ajustada.
  • Muchas escenas emocionantes de la obra no han sido bien recreadas.

 

 

6 Nota
Historia7
Jugabilidad6
Multijugador6
Gráficos6
Música/Sonido5.5
Edición Española6