El género de estrategia siempre ha tenido un buen número de adeptos dentro de los videojuegos en todo el mundo. Los hay bastantes exigentes y otros que son más accesibles. Este segundo grupo es el preferido por aquellos que quieren disfrutar de un título de este tipo sin tener que estar dando mil vueltas a la cabeza. Aquí es donde nos encontramos con Valthirian Arc: Hero School Story, un juego bastante simple de gestión y acción que viene a ocupar un hueco en el catálogo de las consolas y el PC para todos los que deseen dar rienda suelta a su lado estratega de una manera sencilla y entretenida en un mundo muy colorido, simpático y lleno de fantasía.

Formando a los héroes del mañana


El argumento, bastante sencillo y sin grandes artificios, nos pone en la piel de una persona que ha sido recién ascendida a director de una academia de héroes en un mundo de fantasía gobernado por diferentes reinos y cuyos servicios nos requerirán más de una vez. Nuestro cometido será intentar que el centro prospere y hacerlo lo más grande posible, cosa que empezará a complicarse cuando la Reina muera debido a una enfermedad y tengamos que encontrar a su hija para sucederla en el trono, cosa que no será fácil con la súbita aparición de un culto extraño con propósitos oscuros y misteriosos.

La parte más estratégica del juego, nos llevará a gestionar la academia. Para que nuestro centro de estudios prospere, necesitaremos ir ganando fama que nos permitirá construir nuevos tipos de instalaciones o mejorando las que ya tenemos. Pueden tratarse de aulas que nos darán bonificaciones en las misiones, clases especiales que nos permiten promocionar a los estudiantes que lleguen al nivel diez como mínimo, cafetería que nos hará ganar monedas o simplemente elementos decorativos. También contaremos con una herrería donde crear nuevas armas o accesorios si tenemos el plano correspondiente, o bien vender o desmontar el equipo que tengamos y ya no nos sirva; y también una tienda para comprar materiales, armas o planos gracias a una vendedora ambulante que se pasará de vez en cuando por la academia.

Los alumnos que vayan llegando para solicitar su ingreso, podremos aceptarlos siempre que tengamos el número de habitaciones para que se queden (está la opción de ir creando dormitorios para ello). Cada semestre tendremos que graduar al menos un estudiante, cosa que será sencilla ya que solamente deberá alcanzar el nivel diez para ello. Por otro lado, si disponemos de clases especiales y profesores (se reclutan mediante misiones) en lugar de graduarlo podremos promocionarlos a una nueva profesión. En principio solo habrá 3 opciones (caballero, mago o scout), pero luego podremos volver a promocionar a ese alumno a otras dos profesiones más especializadas dentro de la que elegimos por primera vez.

En lo concerniente a la parte de acción, tendremos dos tipos de misiones a los que mandar a nuestros estudiantes: presenciales y de recados. En las presenciales, controlaremos al equipo que hemos seleccionado, pudiendo intercambiar entre ellos en cualquier momento. La naturaleza de esas misiones son poco variadas y se reducen a matar enemigos, encontrar objetos o a un npc o hallar la salida del mapa. Además estos escenarios son bastante pequeños, por lo que las misiones durarán dos o tres minutos a lo sumo. Si ya la base es repetitiva, este sentimiento se ve potenciado por repetición constante de enemigos y escenarios.

El otro tipo de misiones, la de los recados, nos dejará mandar a una escuadra a un encargo con determinado nivel de dificultad y duración de semanas. Si nuestros estudiantes tienen la suficiente experiencia y equipamiento, completarán la misión al acabar el plazo estipulado. También hay que mencionar que las de acción donde controlamos a los estudiantes, podrán ser de historia (necesarias para progresar en la trama), secundarias normales o bien la que nos encargue cualquiera de los diferentes reinos y que al completarlas nos hará ganar afiliación con esa reina en particular.

Apartado Técnico


El apartado grafico es muy sencillo, con un diseño artístico casi propio de los dibujos japoneses, de los que copian más de una característica. Los alumnos y profesores se muestran en el juego con estilo chibi cabezón muy simpático. Lo único malo es que los modelos son muy limitados y podemos tener al mismo alumno repetido varias veces dentro de la academia, lo que queda algo cutre. Los efectos visuales son mínimos y su aparición es testimonial. El framerrate se resiente con algunos giros de cámara y además no es raro encontrarnos algún que otro bug, como que por ejemplo a un mismo alumno le cambie el color de pelo y ojos cada vez que retomamos una partida guardada.

Sobre el papel, la banda sonora intenta ir a la zaga del estilo visual, con melodías simpaticonas. Desafortunadamente, no existe demasiada variedad y además se repiten en un bucle bastante corto, por lo que si dedicamos largas sesiones de juego, puede acabar taladrando un poco los oídos. Los efectos sonoros son muy básicos y también se repiten con frecuencia, mención especial para las infames voces de los estudiantes. Se ve que han querido hacerlas graciosas, pero en ocasiones dan más grima que otra cosa. Los textos están en completo inglés, lo que es una faena puesto que debido a su estilo artístico y simpleza, sería muy apropiado para los más jóvenes de la casa.

Conclusión


Valthirian Arc: Hero School Story aparece ante nosotros como un juego sencillo, que podría casar perfectamente con un título para móviles por sus características. La idea principal es interesante, y ofrece la posibilidad al jugador de gestionar la academia, construyendo y mejorando instalaciones, a la vez que admite y gradúa a los estudiantes. El problema es que esas opciones son muy limitadas, un mal que se extiende también a la parte de las misiones, con escenarios y enemigos que se repiten hasta hacerlo algo repetitivo. Aun con todo, si lo miramos de manera global, es un juego que puede entretener a un determinado público al que le gusten los juegos de estrategia sin demasiadas complicaciones, y que de jugarse de vez en cuando puede darnos unas cuantas tardes simpáticas a los mandos de la consola.

 

 

  • El modo historia hace más ameno el juego
  • Estética muy simpática y para todos los públicos
  • Las diferentes profesiones y habilidades disponibles
  • Es entretenido si lo jugamos a ratos de vez en cuando

 

  • Las mecánicas de gestión son muy limitadas
  • Misiones repetitivas y sin inspiración alguna
  • La música es poco variada y algo cansina
  • Textos completamente en inglés

 

 

6 Nota
Historia6
Jugabilidad6
Gráficos6.5
Música/Sonido6
Edición Española4