No es para nada raro que un fenómeno de la talla mundial como puede ser la WWE, cuente con sus respectivos títulos dentro del mundo de los videojuegos. Estamos hablando de un tipo de espectáculo (que ya veía yo por televisión desde que era un pequeñajo en Telecinco por aquel entonces) que no solamente pega fuerte en USA, sino que tiene su legión de fieles seguidores en el resto de países a lo largo de todo el planeta. Es por ello que era de esperar que una compañía como 2K Games se hiciese con los derechos para explotar toda la intensidad y adrenalina que desprenden este tipo de shows. Y concretamente, nos llega este año WWE 2K19, una entrega que supera y es más redonda que la anterior. A continuación, os detallamos los motivos de esta significativa mejora.

Imponiendo la ley del más fuerte


Uno de los modos en los que invertiremos un buen puñado de horas (os lo aseguramos) conforman el binomio establecido por Mi Jugador y Mi Carrera, los cuales nos permitirán crear un luchador a nuestro gusto eligiendo entre una amplia selección de características posibles, que vienen desde la apariencia, hasta la constitución, estilo de lucha o incluso la manera en que nos presenta o celebramos las victorias. Podemos afirmar que ofrecen al jugador un editor de personajes bastante completo y que permite al usuario dar vida a un variado abanico de luchadores posibles, que además se pueden personalizar más todavía a medida que vamos desbloqueando nuevos complementos, tales como ropa o celebraciones.

No todo se quedará en el plano de lo estético, ya que nuestro personaje irá subiendo niveles a medida que vaya completando modos de juegos o peleas, lo que nos hará ganar puntos de habilidad que podremos gastar en nuevos movimientos o ventajas en función del estilo de lucha que seleccionásemos previamente. Si buscamos algo parecido a un modo historia lo encontraremos en Mi Carrera, donde viviremos las andanzas de una persona anónima que anhela lanzarse al estrellato, y que desafortunadamente, debido a un percance, acaba cayendo en desgracia y decide hacerse famoso en el ámbito de la lucha aunque tenga que desafiar a las autoridades de la WWE para ello. La historia es bastante correcta y tiene apariciones de celebridades y varios toques de humor, cumpliendo perfectamente su propósito. Esta campaña nos ha durado en torno a las diez horas, aunque su duración es variable dependiendo si decidimos seguir objetivos secundarios o no.

Dentro de lo que es la jugabilidad en sí misma, tenemos ante nosotros la misma base de anteriores títulos de la misma franquicia, aunque hay que reseñar que se ha mejorado notablemente la fluidez de la misma, así como también corregido algunos fallos que podían entorpecer de algún modo al jugador a la hora de controlar correctamente a su luchador. También se ha añadido un elemento nuevo que aporta cierto cariz estratégico como es Venganza, la cual consistirá en que a medida que vamos recibiendo ataques y acumulemos daños, llegado a cierto punto contaremos con un beneficio extra que puede darle la vuelta al combate, como contar con remates extras, aumento de velocidad o capacidad de recuperación.

Siguiendo con las modalidades para un jugador, cabe destacar las Torres. Vienen a ser como desafíos que nos proponen acabar una sucesión de combates para lograr así una recompensa. Estos desafíos no son siempre los mismos, ya que van variando temporalmente cambiando las condiciones de lucha o los adversarios a los que habrá que en enfrentarse, así como la longitud de las mismas. Las Torres podrán ser del tipo escalonado, en que simplemente habrá que ir saliendo victorioso de los combates de uno en uno (si perdemos entre medias continuamos donde lo dejamos), o bien de brazalete, obligándonos a acabar con todos los rivales de una tacada, aunque en este tipo de torres las recompensas, lógicamente, son mucho mejores.

Ya ahondando dentro de la faceta multijugador de este título, podremos hacer frente a amigos de manera local gracias a los combates de exhibición o bien si no tenemos a nadie a mano, optar por desafiar a otros jugadores de todo el mundo de manera online gracias al modo Road to Glory (dentro del apartado Mi Jugador). De esta manera, lucharemos mano a mano contra los personajes creados de otras personas, y así ir subiendo de categoría, funcionando a la práctica como una modalidad rankeada para medir nuestra habilidad y comprobar hasta cuán lejos podemos llegar. Acerca de la calidad de la conexión, podemos afirmar que es bastante buena y fluida, aunque notamos cierto imput lag que hace que la respuesta a nuestros comandos no se refleje de manera casi instantánea a la pantalla, lo que en determinados momentos, puede obrar en nuestra contra.

Apartado Técnico


Gráficamente, podemos observar un juego bien diseñado tanto en modelados de personajes como en lo concerniente a los escenarios. El parecido de las celebridades de la WWE con sus homónimos en el mundo real está bien conseguido, así como la ambientación de algunos de los cuadriláteros más emblemáticos. Los efectos visuales, tales como efectos de iluminación o el uso de las texturas para darles profundidad técnica, ayudan a puesta en escena bastante sólida, así como la caracterización de varios de los gestos y celebraciones. El juego se muestra en pantalla a una resolución de 1080p y una tasa de 60 fps que suele ser estable aunque pueda llegar a resentirse ocasionalmente en los momentos de mayor carga gráfica.

En lo referente a la OST del juego, encontramos una selección musical de alta calidad compuesta por temas musicales de artistas famosos que sonarán durante los menús o tiempos de carga, ideales para amenizar esos momentos mientras nos preparamos para los combates. En lo que respecta a esto último, se pasa de las canciones a un coro de efectos especiales orquestados por los sonidos de la muchedumbre en plena efervescencia y los diálogos (en inglés) de los comentaristas retransmitiendo el evento. En lo respectivo al doblaje, se encuentra en su mayoría en inglés, con mención en especial a la intervención de las estrellas de la WWE, pero también los habrá en español, no porque esté doblado, sino por respetar el origen de determinados personajes o escenarios (México, por ejemplo) donde se desarrollan las peleas. Todos los textos, eso sí, se encuentran en castellano.

Conclusión


WWE 2K19 nos ha parecido uno de los títulos más redondos de la licencia que haya salido en el mundillo de los videojuegos. No hablamos solamente de un más que bueno uso de las licencias oficiales que nos trae a los luchadores más conocidos por los fans de este tipo de espectáculos, sino que también se traslada a un título que da al jugador mucho contenido para entretenerse delante de la pantalla. Ya sea con nuestro propio luchador creado y personalizado a nuestro gusto en el modo Mi Carrera, o bien disfrutando de las estrellas de la WWE en los modos exhibición, tenemos por delante una propuesta que sabe transmitir toda la emoción de la franquicia y que a buen seguro no defraudará a sus muchos seguidores. Para todos ellos este juego se convierte en una compra casi obligatoria, y es que 2K Games ofrece para todos ellos un producto sumamente atractivo.

 

 

  • Una de las mejores experiencias para vivir toda la intensidad de la WWE
  • Gran variedad de modalidades de juego offline y online
  • El modo Mi Carrera nos brindará muchas horas de juego
  • Enorme cantidad de contenido desbloqueable

 

 

  • Presencia de imput lag en el modo online
  • Algunos detalles de la jugabilidad son algo toscos

 

 

8 Nota
Historia7.5
Jugabilidad7.5
Multijugador8
Gráficos8
Música/Sonido8
Edición Española7.5
Jugador desde hace casi 30 años. Aficionado sobre todo a los fighting games y hack & slash. Psicólogo a tiempo parcial, optimista a tiempo completo.