Dice el refrán que “más vale tarde que nunca”. Quizás este mismo dicho podría aplicarse a la hora de entender el por qué, tras muchos años después de su debut, finalmente la saga Yakuza está gozando de cierta popularidad y aceptación en un mercado occidental en el que no tuvo demasiada fortuna en sus inicios. La buena recepción que tuvo Yakuza 6: The Song of the Life a principios de este año, ha llevado a SEGA a comunicar que traerá el resto de episodios y remasterizaciones que irán saliendo en Japón. Es el caso de este Yakuza Kiwami 2, un remake en toda regla de uno de los episodios más queridos por su comunidad de seguidores, y que nos llega con un apartado gráfico totalmente renovado, nuevos minijuegos, nueva jugabilidad, nuevo contenido, pero conservando su soberbio argumento y todo aquello que lo hizo grande en su día. Bienvenidos nuevamente a las bulliciosas calles de Kamurocho.

Dos dragones y un solo destino


El argumento de esta entrega transcurre un año después de la primera parte, mostrándonos a un Kazuma Kiryu que desea vivir una vida tranquila y alejada de la mafia japonesa, además de haciéndose cargo de la joven Haruka. Durante su visita al cementerio para presentar sus respetos a su mentor y a la madre de Haruka, Kiryu presencia la muerte del patriarca de su antiguo clan. Ahora deberá viajar para intentar detener una guerra entre dos familias de la Yakuza poniendo para ello en riesgo su propia vida, enfrentándose a un temible némesis con la amenaza de Ryuji Goda, conocido como el “Dragon de Kansai”. Así comienza una nueva aventura en la que no faltarán sorpresas, momentos divertidos y otros más trágicos y escenas que mantendrán en vilo al jugador durante las 30 horas aproximadamente que puede durar la campaña (si optamos por intentar completar todo el contenido opcional esa cifra puede irse a las 50 horas tranquilamente).

Si bien se podría decir que Kazuma Kiryu ha sido el protagonista de la saga Yakuza, sería justo también darle ese reconocimiento a la ciudad de Kamurocho. Una vez más, podremos recorrer sus calles llenas de vida y lugares a los que visitar, ya sea de día o por la noche, como si nunca durmiese. Allí tendrán lugar varios de los acontecimientos necesarios para proseguir la historia, pero también podremos pasar una buena suma de tiempo haciendo misiones secundarias de diversa índole, o bien dedicarnos a divertirnos en muchos de los minijuegos que los más expertos en la serie conocerán y entre los que se encuentran el karaoke, el golf, los dardos, el mahjong o las numerosas recreativas de muchos de los títulos míticos de SEGA como por ejemplo Virtua Fighter 2 o Virtual On.

Pero Kamurocho no será la única población que visitemos, ya que Kiryu también llevará sus aventuras al pintoresco lugar llamado Sotenbori. Aunque con menor tamaño que el de la ciudad principal, aquí también dispondremos de sitios con recreativas, minijuego, tiendas o lugares a los que ir a comer y reponer fuerzas mientras ganamos puntos de experiencia. En ninguno de los dos sitios se librará el protagonista de las peleas callejeras, siendo un imán para vándalos, mafiosos o matones. Como viene siendo habitual podremos hacerles frente a base de puñetazo limpio, con armas o bien usando cualquier objeto que encontremos por el escenario. Incluso si ayudamos a algún ciudadano, éste nos devolverá el favor colaborando con nosotros en interacciones especiales para hacer más daño a los enemigos.

El sistema para ir fortaleciendo a Kiryu es igual al que visto en otras entregas de Yakuza, con un sistema de puntos de experiencia que se agrupa en diferentes categorías y que podemos usar para mejorar la vida, fuerza o defensa; o bien adquirir nuevas habilidades que nos ayudarán en combate. Para ganar esa experiencia deberemos combatir, comer en los diferentes restaurantes, hacer misiones secundarias, avanzar en la historia o completar los numerosos desafíos que tiene el juego. No faltará tampoco el equipo, pudiendo llevar una buena colección de armas de todo tipo, sin olvidar aquellos orientados a mejorar nuestra defensa. También podremos usar ítems de recuperación para restablecer barra de vida, de movimientos especiales o experimentar un incremento temporal de fuerza, defensa o puntos de experiencia ganados.

Entre las novedades que aporta este remake con respecto al original, dejando de lado la evidente mejora gráfica y jugable, en lo concerniente al contenido extra podemos encontrar el regreso de minijuegos populares en otras entregas, como el Clan Creator de Yakuza 6 o el minijuego de regentar el Cabaret de Yakuza 0. Destaca además la historia nueva de Goro Majima, con una mini campaña que cuyos capítulos desbloquearemos según vayamos completando los de la principal, y que nos permitirá controlar a este curioso personaje explicando así los hechos que vivió entre los dos primeros juegos de la saga. Esta historia extra contará con la aparición de Makoto Makimura, quien tuvo bastante protagonismo en Yakuza 0.

Apartado Técnico


En el apartado gráfico de Yakuza Kiwai 2 se hace patente que el equipo desarrollador ha optado a la hora de trabajar de utilizar buena parte del material que crearon para la sexta entrega con el motor Dragon Engine. Es por ello que muchos de los modelados (por ejemplo el de Kiryu) y escenarios son parecidos a The Song of Life. Técnicamente nos ha parecido muy sólido y lleno de detalles. Las dos ciudades por las que nos moveremos se encuentran llenas de transeúntes y efectos de iluminación. Lo mismo ocurre con las sombras o físicas, bastante bien conseguidas. El juego se muestra en pantalla a una resolución de 1080p y una tasa de frames de 60 fps estables.

La banda sonora está compuesta por una mezcla de temas musicales ya conocidos y otros nuevos. Algunas canciones tienen un fuerte componente de intensidad y aportará más epicidad a los momentos más intensos durante las peleas. Tampoco faltarán las melodías de karaoke, las cuales serán muy familiares para los seguidores de la saga. El doblaje de los diálogos se encuentra exclusivamente en japonés, pero la calidad del mismo está fuera de toda duda y la interpretación por parte de los actores de doblajes es sobresaliente. Desafortunadamente, todos y cada uno de los textos que aparezcan en pantalla estarán en inglés, y debido a la enorme cantidad de los mismos puede suponer un hándicap para todos los desconocedores del idioma.

Conclusión


Yakuza Kiwami 2 es otro buen ejemplo de cómo realizar un buen remake que haga justicia tanto a los fans como de la serie en sí. El regreso de Kazuma Kiryu trae consigo la posibilidad de disfrutar por todo lo alto de uno de las entregas más queridas en la que destacan un magnifico argumento que nos tendrá en vilo hasta el final, situaciones muy espectaculares que parecen sacada de las mejores películas de artes marciales, mucho humor marca de la casa y un sinfín de contenido que nos distraerá durante un buen número de horas. Apostar por un juego cualquiera de la saga Yakuza es apostar sobre seguro, por lo que todos aquellos que no tengan ningún problema con el idioma de Shakespeare deberían intentar vivir esta aventura japonesa y perderse por las calles de Kamurocho. Una obra imprescindible para todos los aficionados a la saga, recomendada al cien por cien.

 

 

  • Una historia que engancha con personajes muy carismáticos
  • El apartado gráfico y visual, con unos modelados llenos de detalles
  • La jugabilidad y los combos mejoran los visto en Yakuza 6
  • Muchísimos minijuegos, misiones secundarias y coleccionables por encontrar
  • El nuevo contenido incluido exclusivamente para este remake

 

 

  • Textos totalmente en inglés

 

 

9 Nota
Historia9
Jugabilidad8.5
Gráficos9
Música/Sonido9
Edición Española4
Jugador desde hace casi 30 años. Aficionado sobre todo a los fighting games y hack & slash. Psicólogo a tiempo parcial, optimista a tiempo completo.