Podéis tomar esta crítica-opinión en serio o no. Lo cierto es que tampoco soy demasiado cinéfilo aunque haya visto cientos de películas. Tampoco me gusta mucho ir al cine porque con Netflix tengo más que suficiente, pero esta vez ha sido una ocasión especial.

Como fan de la saga Assassin’s Creed he estado contando los días a su estreno en nuestro país para poder disfrutar en primera persona de cómo encajaría una saga tan profunda en la gran pantalla. Es bien conocido por todos que las películas basadas en videojuegos se convierten automáticamente en auténticos fracasos. Para mí solo se salva una, Silent Hill, y eso que también soy fan de la saga, mucho más que de Assassin’s Creed.Assassin Creed película 1

Bueno, al grano. Lo comentaba hace unos días con mi primo y también redactor de la web, Miguel Varela, que podían haber cogido la increible historia de Ezio Auditore y su lucha contra los Borgia, con presencia de la banca Médici y el carismático Leonardo da Vinci para el argumento de este largometraje, pero el estudio americano prefirió crear una historia totalmente nueva, aunque por supuesto basada en la búsqueda del Fruto del Edén por parte de Abstergo.

Lo primero que me llamó la atención fue su localización: Madrid en el presente; Andalucía, en el pasado. Lo cierto es que la historia española da para mucho juego, aunque en la película solo pueda verse una breve aunque intensa escena sobre la Inquisición. Tampoco se ha aprovechado mucho la ambientación árabe que inhundaba las calles andaluzas por aquellos años, a pesar de disfrutar de hermosas vistas de águila de la ciudad de Sevilla. Eso sí, aparición estelar de Javier Gutiérrez con una naríz más falsa que la de Fofito.

Assassins-Creed-PeliculaSe puede decir que de las dos horas que dura la película, un 70% de la misma se desarrolla en el presente, en la central de Abstergo en Madrid, y el resto, en el pasado; siendo esta sin duda la más interesente del filme. Grandes persecuciones con mucho parkour, varios asesinatos gracias a la daga oculta de Aguilar, y muy, pero que muy poca profundidad para unos personajes que están ahí por que sí.

Por supuesto, se han pasado muchas cosas por alto del videojuego. No se ha visto ningún salto de fe cayendo en un carro de paja, el Ánimus es totalmente diferente al del juego original, han obviado la posibilidad de una civilización avanzada antes del nacimiento de la religión católica, etc.. Aun así, han preparado un final totalmente abierto que podría, dependiendo de la recaudación, regalarnos una nueva entrega.

No me voy a centrar en la fotografía y todos esos temás técnicos que los amantes del cine controlan y yo no, porque sería una falta de respeto. Lo que sí puedo decir es que la película me ha gustado (no tanto su banda sonora, olvidable), que el cine estaba a reventar y que no entiendo, ni mucho menos, la nota media con la que cuenta en Metacritic.

Jugando desde la época de NES hasta ahora. Fan empedernido de Mirror's Edge y Silent Hill. Estudiante de Marketing y Publicidad. En mis ratos libres produzco música. Dicen que soy codirector. PSN: Iberson_Vigo