Hace algunas semanas que Wal-Mart Canadá filtró uno de los títulos del E3, Rage 2. El propio Todd Howard bromeaba sobre la filtración y daba las “gracias” a la cadena de grandes almacenes por su descuido. Pese a la falta de sorpresa, el juego se ha presentado por todo lo alto en el E3 y en Gaming Esports hemos tenido la posibilidad de acercarnos al stand de Bethesda para exprimir la demo al máximo.

Saltos, esquives, acrobacias y muchas balas


El juego ha sido desarrollado fruto de la colaboración entre Avalanche Studios, expertos en la creación de demenciales mundos abiertos, e id Software, conocidos por el mítico Doom. Rage 2 se ambienta en un mundo distópico en el que la sociedad, la ley y el orden brillan por su ausencia donde nos enfrentaremos a un frenesí de masacres pudiendo visitar cualquier sitio, disparar a cualquier cosa y volarlo todo por los aires.

La trama del título parte de que un asteroide ha aniquilado al 80% de la humanidad y la población cae en picado. El vandalismo reina por doquier y la tiránica Autoridad ansía gobernar a los sobrevivientes con mano de hierro. Nosotros nos enfundaremos en la piel de Walker, el último Ranger del Yermo que amenaza el poder de la Autoridad. Después de que nos arrebaten nuestro hogar y nos den por muerto, nos enfrentaremos a quien se ponga por delante en nombre de la justicia y de la libertad.

Nos aseguran trepidantes combates entre vehículos que varían desde Monster trucks hasta girocópteros con una promesa clara: “Si lo ves, podrás pilotarlo”. Todo ello en una acción en primera persona demencial y un mundo abierto, el Yermo, en el que reina la locura. En el Yermo encontraremos desde frondosas selvas y traicioneras ciénagas hasta calurosos desiertos. Nos enfrentaremos con sádicas bandas para encontrar las herramientas y la tecnología con las que derrocar el opresivo dominio de la Autoridad de una vez por todas.

Pero entremos en lo que hemos podido ver nosotros durante la demo. Lo primero que te cuentan nada más llegar al juego es que te han mejorado con nano tecnología lo que en un primer momento te otorga dos devastadores poderes de nanonitros. El primero es un salto hacia un enemigo que lo empuja al impactar, y el segundo es un salto hacia arriba para luego caer y empujar todo lo que se encuentre cerca. Mientras acabamos con los enemigos vamos cargando nuestra barra de rabia que al máximo permite desatar todo el poder de Walker. Esta es solo una muestra de lo que más adelante el personaje podrá hacer con estas habilidades mejoradas y otras nuevas, pero ya deja claro que es posible realizar combinaciones de saltos, esquives y acrobacias para moverte libremente por el mundo de Rage 2 destrozando enemigos. 

Tras la muestra de habilidades, nos encomiendan la tarea de limpiar una antigua instalación del gobierno, el Centro Espacial Eden, para llamar a una cápsula desde el espacio. Cientos de indeseables han invadido la instalación y toca deshacerse de ellos en una lucha frenética con tu fusil de asalto, tu escopeta, tus granadas y un “wingstick” capaz de rebanar cabezas a larga distancia para luego volver a tus manos. Si a esto le añadimos los poderes para ir saltando por aquí o por allá, tenemos un cóctel ideal para un mundo lleno de enemigos que machacar.

Nos han avisado de que el mundo del juego que va a ser muy grande, aunque durante la demo no hemos podido ver más que una pequeña parte de este. La estética que presenta es genial y cuidada hasta el más mínimo detalle, y el gameplay bien recuerda al de Doom, con una acción frenética, muy rápida y a cortas distancias. ¿Nuestra opinión? ¡Nos hemos quedado con ganas de poder jugar más! Pero tendremos que esperar hasta 2019 para disfrutarlo en PC, Xbox One o PlayStation 4.