Compartir

Desde hace bastante tiempo, siempre que ha salido un videojuego basado en la licencia de una película, se establece como norma no escrita la tendencia a pensar que no es un producto tan trabajado como debería y que sólo busca rascar ventas aprovechando el tirón que da la proyección en el cine. Aunque esto sea verdad en muchos casos, no es menos cierto que en tantos otros nos han brindado juegos notables e incluso sobresalientes que son reflejo de un gran trabajo tras él. Y he aquí que nos encontramos con el caso de Cars 3: Hacia la victoria, un título que sale en consolas coincidiendo con su aparición en las salas de cine de nuestro país. De la mano de Warner Bros. Interactive Entertainment y desarrollado por Avalanche Software, responsables de la segunda entrega que tuvo buena recepción por parte de prensa y jugadores, trae como carta de presentación un juego de carreras con muchos coches, circuitos y modos de juego. A continuación, analizaremos esta tercera entrega de la serie para saber a cuál de los dos grupos de videojuegos basados en películas pertenece.

Rayo McQueen vuelve a los circuitos de carreras


El contexto para esta tercera entrega es la película recientemente estrenada en cines, aun así tampoco veremos un gran argumento, puesto que las escenas y la historia pasan muy desapercibidas, dejando todo el protagonismo a las carreras. Es una pena, pues realmente las escenas que hay lucen mucho con el excelente doblaje al castellano que tiene, pudiendo haber resultado en un producto más redondo globalmente. Con todo, nos encontramos con un título con 21 circuitos en los que competir y 23 personajes que lo darán todo en el asfalto. Muchos de estos circuitos, eventos y personajes se desbloquearán Pruebas de Aptitud, que vienen a ser desafíos divididos en diferentes categorías y que nos propondrán realizar diferentes acciones como completar con tres estrellas un tipo de evento, hacer un determinado número de malabarismos en un salto o usar una de las armas de una manera en especial. Puede hacerse un seguimiento completo de las pruebas, tanto superadas como disponibles, en el Salón de la Fama.

El diseño de los circuitos es muy bueno, permitiendo diversas rutas alternativas durante las carreras y con elementos interactivos que tendremos que sortear para que no nos derriben. Esto nos permitirá usar estrategias a la hora de elegir camino o de intentar empujar a un rival, todo ello gracias a una jugabilidad profunda que hará posible que hagamos uso de diferentes maniobras tales como ir marcha atrás, derrapar o ir a dos ruedas. Que elijamos una a otra servirá para ir rellenando la barra de Turbo que hará que demos un buen impulso para avanzar más rápido, o bien podemos esperar que se llenen todos los segmentos y entrar en la Zona, que nos hará ir a muchísima velocidad y arrasar con todos los competidores que se pongan por delante nuestro. Hablando de los rivales, su IA se caracterizará por ser increíblemente agresiva y arriesgada, no dándonos un segundo de respiro y penalizándonos mucho cada error, que bien nos puede costar varios puestos en la clasificación. Que no os engañe su aspecto que pudiera parecer más enfocado a los peques de la casa, en sus dificultades más altas hará sudar en ocasiones incluso a los más mayores y curtidos en la materia, suponiendo todo un desafío que nos atrapará durante bastante tiempo.

Si nos fijamos en los modos de juego, Cars 3 puede presumir de tener una gran cantidad y variedad de ellos. Quizás donde pasaremos más horas quemando asfalto será en la modalidad Evento, la cual a su vez atesora diferentes maneras de competir en la pista como son: Carrera, el modo más clásico donde 10 coches correrán 3 vueltas al circuito; Carrera de Combate, que guarda ciertas reminiscencias a la saga Mario Kart ya que aquí podremos ir consiguiendo en pista una serie de objetos que nos servirán para atacar a los rivales y así subir posiciones más fácilmente; Exhibición de Maniobras, aquí no será importante quién es más veloz, sino quien hace más acrobacias en el aire usando rampas ubicadas en la pista y con bonificaciones extras por explotar globos en el aire; Reto Eliminatorio, en donde tendremos que usar armas para destruir oleadas de coches y obtener así la máxima puntuación posible; Reto a Vuelta Rápida, el ya conocido modo contrarreloj donde intentaremos completar el trazado del circuito en el menor tiempo posible; y Eventos de Maestros que se irán desbloqueando según vayamos completando desafíos, donde nos mediremos a una serie de personajes en un tipo de carrera diferente en cada ocasión, pudiendo acabar siendo seleccionables si salimos victoriosos.

Fuera de la modalidad Evento, podremos participar en una serie de Copas, que son pequeños torneos de 3 carreras que se organizan de cada uno de los tipos de carreras comentados anteriormente, empezaremos con los torneos para novatos, si lo completamos se desbloqueará una dificultad superior en profesional, y luego otra en maestro. Cada carrera nos brindará puntos según nuestra posición y al acabar las tres el corredor que haya acumulado más se hará con el trofeo de oro, el segundo el de plata y el tercero el de oro. Si lo que queremos es entrenar tenemos el Parque de ThomasVille, un gran escenario donde poner en práctica todos los movimientos que queramos, además de ponernos una serie de pruebas y coleccionables para desbloquear retos en el Salón de la Fama. Por último, si lo que deseamos es competir con otros jugadores podremos optar por las Partidas Patrocinadas en Equipo, donde se podrán unir tres participantes más y echar a carreras a cuatro, aunque solamente de manera local y con pantalla partida. Desafortunadamente, no existe un multijugador online con el que batirnos con otros usuarios del resto del planeta, cosa que no se entiende en un título de estas características, pues le hubiese venido francamente bien.

Apartado Técnico


En lo referente al aspecto gráfico nos encontramos ante un despliegue técnico bastante sencillo y sin grandes alardes, no hay que olvidar que este título es multiplataforma con consolas de la anterior generación, y eso se nota. No obstante, las animaciones de los coches y otros efectos gráficos están muy bien, además de ese aire desenfadado que desprende sus diseños aunque los circuitos presenten un tono algo más realista. El título en la versión analizada de PlayStation 4 alcanza una resolución de 1080p y una tasa de frames de 60 fps.

La banda sonora pasa bastante desapercibida, con una selección de temas que quedan relegados por los efectos de sonido durante las carreras, con el sonido de los motores, colisiones y comentarios de los participantes. Los diálogos han sido doblados al castellano por parte de los actores de doblaje que dan vida a esos mismos personajes en la pantalla del cine, siendo todos ellos de una calidad muy destacable. Todos los textos que encontremos en pantalla estarán perfectamente traducidos al español también.

Conclusión


Cars 3: Hacia la victoria es una adaptación más que buena de la licencia de la película a este videojuego. Siguiendo la estela de su anterior entrega la pasada generación, la cual fue desarrollada por el mismo equipo, ofrece una gran cantidad de contenido con muchos coches y circuitos por desbloquear, varios modos de juego y desafíos que ayudarán a tenernos muchas horas pegados al mando para conseguirlo todo. Como únicos puntos negativos el apenas existente modo historia (que con ese gran doblaje podría haber sido destacable) y la sorprendente ausencia de un multijugador online que nos deja como única opción jugar con otros tres amigos en la misma consola para disfrutar de este título en compañía. Aún con todo eso, es un juego extremadamente recomendable tanto para aficionados a las películas como a los jugadores habituales de coches de carreras, que hará las delicias desde los más peques hasta los más adultos gracias a una IA agresiva que nos pondrá en aprietos en las dificultades más altas.

  • Una propuesta jugable bien llevada a cabo
  • El diseño de los circuitos llenos de variantes
  • Mucho contenido en forma de coches, circuitos y desafíos
  • Doblaje al castellano de alta calidad

  • Ausencia de multijugador online
  • Modo historia anecdótico
7,5 Nota
Historia5
Jugabilidad8
Gráficos7
Música/Sonido7
Edición Española8