Compartir

Cities Skyline es uno de los videojuegos de gestión más populares y exitosos de los últimos tiempos en PC, y por ello es todo un acontecimiento que traspase las fronteras de los compatibles para llegar a Xbox One. Los grandes retos son adaptar el intuitivo sistema de control a un pad y conseguir enganchar al público de consola a este concepto de juego, aspectos de los que sale airoso.

“No te lo perdonaré jamás Carmena”


Pues sí, me valgo de este famoso tuit de una ex diputada del Partido Popular para hacer un llamamiento general, que extiendo incluso a esa misma mujer. Si no te gusta cómo se gestiona tu ciudad, hazte con Cities Skyline y demuestra que eres capaz de hacerlo mejor. Aquí asumiremos el rol del alcalde, teniendo que partir de cero en una de las once regiones diferentes. Al principio habrá que conformarse con crear una coqueta aldea, para ir atrayendo a más habitantes y llegar a convertir nuestro pequeño sueño en una megalópolis.

cities3Entre nuestras primeras tareas está la de crear una red de carreteras, asignar zonas residenciales, comerciales o de industria en las manzanas que vayamos creando, construir las bases de un sistema de aguas, aguas residuales, electricidad y recogida de basuras, etc. Lo bueno de Cities Skyline es que comienza muy despacito (siento haberos recordado la canción y siento habérosla recordado por si no os habíais dado cuenta aún), pero poco a poco se va poniendo más cuesta arriba.

Una vez que lleguemos al millar de habitantes ya tendremos a nuestro cargo una ciudad funcional, con su comisaría, parque de bomberos, escuela, clínica, vertedero e incluso nos podremos permitir el lujo de tener un monumento como la Estatua de la Libertad (aunque a estas alturas de la partida tiene un coste prohibitivo).

cities2Y es que de esta manera llegamos al principal problema que tendremos que saber sortear durante nuestras partidas. En Cities Skyline todo cuesta dinero, y muchos de los servicios que ofrecemos al ciudadano también conllevan un mantenimiento por lo que no será complicado que estemos en números rojos durante algunos momentos de la partida. La mejor manera de solucionarlo puede ser deshacerse de alguno de los servicios que no usamos o que puedan parecer superfluos pero si esto no es suficiente se pueden pedir préstamos y subir los impuestos a los contribuyentes.

Y así seguiremos jugando durante horas y más horas, pues Cities Skyline: Xbox One Edition consigue reproducir las elevadas dosis de adicción que ya tenía el original. Ir construyendo una ciudad a nuestro gusto y ver la amplia escala de decisiones y opciones que tenemos en nuestras manos es algo que nos ha encantado. Pero llegamos al punto más controvertido de este port, ¿está bien trabajado o ha sido un trabajillo de poca monta? Nuestra respuesta es clara: estamos ante un trabajo concienzudo y de notable resultado, que por desgracia no consigue llegar al nivel del original. También hemos de reconocer que es algo que esperábamos, puesto que los mods y el control de teclado + ratón son una losa difícil de superar.

cities1Pero hablemos más concretamente de esta Xbox One Edition. El sistema de control se ha adaptado con éxito al pad, ofreciendo atajos gracias al botón Y, una interfaz clara y concisa y un movimiento por el mapeado bastante cómodo gracias a los sticks analógicos. Repetimos, no es como la comodidad del PC, pero al menos se deja jugar con gusto.

Otro detalle importante es la inclusión de la expansión After Dark, de tal manera que presenciaremos ciclos día/noche, pudiendo extendernos más en la gestión del ocio nocturno, así como un nuevo abanico de posibilidades que se abren ante nosotros. Habrá que vigilar el gasto energético, analizar la eficiencia de la ciudad y tener cuidado con los servicios, tanto de día como de noche.

cities8Y ya para acabar me gustaría señalar que el grado de profundidad de Cities Skyline es verdaderamente grande, pues seremos mucho más que unos meros constructores. La gestión de la ciudad llega a extremos tan insospechados como poder escoger dónde realizan las paradas el servicio de transporte público. Y por cierto, no vayáis a pensar que el juego no tiene metas o desafíos, puesto que la ciudad va creciendo con el número de habitantes, y de esta manera se van desbloqueando diferentes metas y nuevos servicios. Aprovechar esta tesitura para seguir evolucionando es lo que nos atrapará durante horas.

Apartado Técnico


El aspecto gráfico de Cities Skyline: Xbox One Edition cumple con el expediente, pero no consigue sorprender en nivel de detalle. Además, hemos apreciado ligeras ralentizaciones en momentos puntuales. No es un error técnico grave, pero sí reseñable.

Sobre el apartado sonoro mencionar que está presente, amenizando nuestras partidas pero sin ser muy intrusiva, para que la banda sonora no se acabe volviendo muy repetitiva. A esto se le suma una colección de ruidos de la ciudad que serán los que acabarán copando tu atención, tales como las sirenas de las ambulancias o la de los bomberos (para ver dónde se ha originado un incendio). Apunte final: Cities Skyline: Xbox One Edition lo tendréis disponible desde hoy mismo, 21 de abril, al precio de 39,99 euros en formato físico.

Conclusión


Si eres un amante de los videojuegos de gestión y simulación urbana, seguro que tienes un PC y seguro que ya conoces o has jugado a Cities Skyline. En caso de que no sea así, estás ante una excelente oportunidad. Estamos hablando de un videojuego con una enorme capacidad para divertir. Empezar una partida es sinónimo de tirarse unas 4-5 horas para ver que sea funcional y esté todo a tu gusto pero entonces empiezan a surgir los problemas típicos de una ciudad, y ahí todavía te engancha más. Así pues, si nunca lo probaste, no tienes un PC en condiciones y te va el género, ¿a qué estás esperando?

Lo mejor banerSe ha conseguido trasladar toda la diversión y adicción de la versión de PC

Incluye la expansión After Dark

Control cómodo y buena adaptación a consola

Ofrece una ingente cantidad de horas de diversión

lo peor banner lo mejorNo ofrece novedades de peso con respecto a la versión de PC

Técnicamente no es muy avanzado y hay ciertos errores puntuales como ralentizaciones

A pesar de ofrecer un control bastante logrado, es menos cómodo que a jugarlo con teclado + ratón

8 Nota
Jugabilidad8.5
Gráficos7
Música/Sonido7
Edición Española7