Después de jugar durante un gran número de horas a la beta cerrada de Destiny 2 que se encuentra disponible ya mismo en PlayStation 4, os traemos las impresiones de la secuela de unos de los grandes éxitos de esta generación por parte de Activision. Bungie nos lleva de nuevo a un ambiente futurista que ha cambiado mucho desde la primera vez que lo visitamos. Bienvenidos a la supervivencia de los humanos contra la Legión Roja.

La campaña


La beta de Destiny 2 empieza fuerte. Después de elegir entre una de las tres clases disponibles: Titan, Cazador y Hechicero, comenzará la misión “Homecoming”, en la que volveremos a una Torre totalmente destruida e invadida por el ejército Cabal. Durante 40-50 minutos de duración aproximandamente, contaremos con la ayuda de otros personajes que tendrán un gran peso en la narrativa de esta segunda entrega; ellos son: Cayde-6, Zavala e Ikora Rey. Y es que Bungie ha querido dotar a Destiny 2 de un mayor peso argumental.

Por supuesto, los jugadores veteranos de Destiny se sentirán como en casa en esta nueva entrega. Los controles son exactamente los mismos de siempre y todo responde a la perfección. El gunplay ya era de por sí bueno, y se sigue manteniendo. Los enemigos no cuentan con la IA más avanzada de todas, pero da gusto acabar con ellos precisamente por el gran sistema de apuntado y la precisión que se siente en todo momento a pesar de correr a unos excelentes 30 FPS.

El desarrollo de esta misión es espectacular, con una lluvia y un juego de luces que evidencia el subidón gráfico sufrido a pesar de que en muchas imágenes y vídeos se aprecia bastante conservador. El título original ya contaba con un apartado técnico espectacular, y esta entrega lo potencia todavía más. En cuanto al doblaje al castellano, de nuevo muy acertado, con una voz del espectro que repite y que nos gusta. Lo cierto es que tanto el sonido como la puesta de escena es propio de una super producción. Por su parte, el sistema de menus también se conserva respecto a la primera entrega. Todo un acierto por su facilidad de uso y rapidez.

Asalto


A pesar de tratarse de una beta, la búsqueda de jugadores para participar en el asalto disponible duró escasos cinco segundos. Hasta tres jugadores pueden disfrutar de este strike en el planeta Nessus, que recuerda en en algunos momento a la Cámara de Cristal, donde tan buenos y malos momentos hemos pasado. Lo cierto es que se nota cierta evolución en el planteamiento de este asalto respecto a lo visto anteriormente.

Contando con un diseño vertical, lleno de saltos y gran variedad de situaciones, las partidas que hemos jugado en este nivel nos han llevamos una media de 30 minutos, lo que no está nada mal. Nessus resulta un planeta interesante, presentado portales de salto y elementos interactivos, como una enorme perforadora cuyos brazos mecánicos son letales. En su punto final, nos toparemos con un jefe final de un nivel elevado, en el que el juego en equipo será necesario para acabar con el. Muy divertido y con un cofre final al eliminarlo.

El Crisol


Si en los asaltos y las raids conseguimos las mejores armas, qué mejor que lucirlas en el modo Crisol, nombre que se le da al competitivo online de Destiny. En esta ocasión nos topamos con un nuevo modo de juego de 4 vs 4 jugadores. “Countdown” nos propondrá en ronda intercaladas, plantar o destactivar al menos uno de los dos objetivos que se encuentran marcados en el mapa. Cuenta con la peculariedad de que si mueres, no podrás jugar hasta que acabe la ronda o un compañero te reanime. Algo así como el conocido “Buscar y Destruir” de Call of Duty, pero con partidas mucho más rápidas. Este nuevo modo se presenta en el mapa “Midtown”, ambientado en la tierra y cuyo tamaño es bastante reducido, por lo que la acción es directa y la partida no dura más de 10 minutos

En la beta también podemos jugar al clásico modo “Control” en el que como sabéis, cada equipo deberá controlar el mayor número de puntos (A,B y C) para así acumular puntos y ganar la partida. El desarrollo de este modo de juego se siente igual que en la primera entrega, pero con la particularidad de que ahora no importa el número de jugadores que se encuentren en un punto para que la barra de dominio se llene más o menos rápido.

Impresiones finales


Es una realidad que muchos usuarios ven a Destiny 2 como a una gran expansión, pero realmente si has jugado lo suficiente a la primera entrega notarás los cambios, que son muchos, aunque se hayan heredado muchas de sus mecánicas debido al buen hacer de Bungie en el nacimiento de esta saga. Ahora se promete mucho más contenido y una historia con mayor narativa, y lo cierto que lo mostrado en esta beta confirma las promesas ofrecidas hasta el momento. Por lo tanto, si te gustó y te sigue gustando Destiny, esta secuela te encantará.

 

Jugando desde la época de NES hasta ahora. Fan empedernido de Mirror's Edge y Silent Hill. Estudiante de Marketing y Publicidad. En mis ratos libres produzco música. Dicen que soy codirector. PSN: Iberson_Vigo