Hace escasos días que “estrenamos” este nuevo año 2019, pero hoy toca echar un vistazo atrás y descubrir los grandes juegos que nos ha dejado 2018. Ha costado hacer esta lista, pues muchos son los títulos que se merecen un hueco entre los mejores. Pero a mayor competencia, mayor beneficio para nosotros, los jugadores. Además, hay una enorme variedad: videojuegos de superhéroes famosos, el regreso de algún héroe de leyenda en consolas, secuelas de títulos esperados desde hace años, videojuegos totalmente nuevos y sagas que suelen aparecer casi todos los años entre nuestros favoritos. Sea como fuere son los que hemos escogido en la redacción de Gaming eSports, pero no dudéis en comentarnos cuáles son vuestros diez mejores.

 

10 – Shadow of the Colossus (PS4)

Por todos es conocido este videojuego, una de las obras claves del catálogo de PlayStation 2. Team ICO logró coronarse con el que para muchos es el mejor videojuego de 2005 (Norteamérica y Japón) o 2006 (Europa). Suele decirse que los años no pasan en balde, pero hay que reconocer que tras 12-13 años sigue divirtiendo, emocionando y atrapando a los jugadores como el primer día. Es justo reconocer que su sistema de control a veces deja que desear, pero con una buena adaptación en gráficos ya ha sido más que suficiente para ganarse un sitio especial entre los mejores.

Link del análisis

9 – Detroit (PS4)

David Cage y Quantic Dream quedaron un poco en entredicho tras la tibia recepción que obtuvo Beyond: Dos Almas la pasada generación. Dicho juego supuso para buena parte de la comunidad un retroceso a nivel jugable y argumental. Es por ello que no pocos jugadores miraban con recelo este lanzamiento exclusivo para PS4. Pues hay que decir que con esta nueva propuesta, el director y su estudio han creado el que puede ser su mejor título hasta la fecha. Y esto es en parte debido a un enorme abanico de posibilidades que tendremos ante nosotros, que hará que sea el juego dentro del género más ambicioso en este aspecto. Con un apartado gráfico asombroso y momentos muy intensos y espectaculares, se convierte en una opción ideal para jugar y rejugar gracias a sus múltiples finales.

Link del análisis

8 – Dragon Quest XI: Ecos de un Pasado Perdido (PS4, PC)

Llegó con un año de retraso a Occidente, pero eso no ha impedido que Dragon Quest XI se haya consolidado como uno de los mejores JRPG de la generación e incluso como la mejor entrega de toda la saga. No solo entra por los ojos gracias a su colorido mundo totalmente explorable y repleto de criaturas ni por unos modelados que sacan el máximo partido a los diseños de Akira Toriyama, sino que en materia jugable combina a la perfección las mecánicas clásicas con novedades muy interesantes para que cada uno juegue a su manera sin llegar a caer en la monotonía. Si sois fans del género o de la serie, estáis ante un título imprescindible que os atrapará desde el primer momento con el mágico viaje del Luminario y su grupo.

Link del análisis

7 – Marvel’s Spider-Man (PS4)

Tras su anuncio en el E3 de 2016, los fans del hombre araña esperaron con mucha impaciencia al nuevo videojuego que estaba desarrollando ni más ni menos que una desarrolladora tan conocida como Insomniac Games. El pasado mes de septiembre finalmente se puso a la venta Marvel’s Spider-Man, la aventura definitiva del superhéroe que hace sentir al jugador como si estuviese dentro de una película. El nivel de detalle a la hora de recrear Manhattan es impresionante, permitiendo columpiarse a toda velocidad con las telas de araña de una forma tremendamente satisfactoria y orgánica, mientras participamos en frenéticas persecuciones, detenemos disturbios o escuchamos las quejas de J. Jonah Jameson en la radio local.

Es muy posible que con el tiempo veamos una secuela, pero de momento no conocemos otro título que haya sabido trasladar tan bien la acción de las viñetas de un cómic a una consola. Los fans de Spidey tienen motivos para estar contentos.

Link del análisis

6 – Dragon Ball FighterZ (PS4, Xbox One, Nintendo Switch, PC)

Si unimos una franquicia tan popular como Dragon Ball a una de las desarrolladoras de juegos de lucha en alza como Arc System Works, el resultado solamente podía ser un título sobresaliente. Y así acabó siendo, con una enorme expectación por parte de los aficionados desde su anuncio que se vio materializada con su lanzamiento en el que recibió excelentes críticas. Y es el estudio fue muy inteligente, y a su buen hacer técnico le sumo la fórmula (prácticamente calcada) del famoso Ultimate Marvel vs. Capcom 3. Como consecuencia de ello, tenemos entre nosotros un juego con una jugabilidad muy frenética y adictiva, que se encuentra respaldado por una fuerte comunidad y presencia en campeonatos de eSports.

Link del análisis

5 – Forza Horizon 4 (Xbox One, PC)

Cuando una fórmula tiene tanto éxito como Forza en sus dos variantes, lo lógico es que mantengas lo que funciona y vayas añadiendo novedades para crear el producto más redondo posible. Y en esas nos encontramos ahora mismo con Forza Horizon 4. La jugabilidad y el sistema de control siguen funcionando tan bien como de costumbre, y a ello se añade una larguísima y amplia variedad de pruebas, los cambios en la meteorología y un apartado gráfico de muchos quilates. En definitiva, y un año más, el mejor videojuego de conducción disponible.

4 – Monster Hunter World (PS4, Xbox One, PC)

Una de las alegrías que nos ha deparado esta generación, es el resurgir de Capcom después de varios años donde sus títulos habían perdido algo de gancho. Entre una de sus muchas apuestas arriesgadas, la que ha salido redonda ha sido este juego. La compañía nipona se la jugó al hacer que una saga que ya tenía una base portátil muy segura y establecida, diese el salto a la sobremesa. Y es que además fue por todo lo alto, con un mundo inmenso y un apartado técnico rompedor en la serie, así como nuevas mecánicas aprovechando la potencia que brindan las nuevas plataformas. Todo un juegazo, que además sigue ampliándose mes a mes con nuevo contenido. La aventura de la caza os espera.

Link del análisis

3 – Super Smash Bros. Ultimate (Nintendo Switch)

Ya son varias las entregas de Super Smash Bros., y por ello la expectación era muy elevada. Pero Nintendo sabía que tenía que poner toda la carne en el asador, y así lo ha hecho. Super Smash Bros. Ultimate no podría tener mejor sobrenombre, ya que se trata de la edición definitiva o “última”. El elenco de luchadores es el más amplio de cuantos hemos visto, a lo que hay que añadir opciones de juego muy interesantes tanto para el multijugador (lo cual era obvio) como para un jugador. Sin lugar a duda el mejor videojuego de Switch de este año y casi podríamos decir que es hasta mágico, ya que convierte las horas en minutos.

Link del análisis

2 – God of War (PS4)

Este año la medalla de plata se la lleva la nueva entrega de God of War, una apuesta muy arriesgada para Santa Monica Studios que finalmente dio sus frutos. Kratos regresó en PS4 con toda una odisea jugable que sorprendió a todos con un apartado gráfico sobresaliente, grandes cambios en el sistema de combate, un plano secuencia que no termina hasta que saltan los créditos y una nueva ambientación, dejando atrás el panteón griego y dando la bienvenida a los dioses nórdicos.

God of War ha evolucionado. La saga necesitaba un soplo de aire fresco y Cory Barlog le ha arrojado un vendaval en el que se han perdido señas de identidad, pero para nuestra alegría se ha obtenido una historia mucho más madura y profunda, unos enfrentamientos más desafiantes y crudos, y un apartado técnico para quitarse el sombrero. En definitiva, estamos ante uno de los mejores videojuegos del año y de toda la generación.

Link del análisis

1 – Red Dead Redemption 2 (PS4, Xbox One)

El juego del año para la redacción, y no es para menos ya que Rockstar Games ha sabido, no solamente cumplir sino superar las altísimas expectativas que los aficionados se habían hecho con este juego. La esperada secuela de uno de los juegos más laureados de la pasada generación, mejora en todos los aspectos a su predecesor y es por ello que ha triunfado en todo el mundo tanto en críticas como en ventas. A un apartado gráfico y técnico que ha marcado un nuevo tope gracias a su asombroso nivel de detalle, hay que sumarle una historia sobresaliente con un Arthur Morgan y la banda a la que pertenece, que nos hará sentir como nunca el ocaso que vivió el Salvaje Oeste. Una experiencia que dejará huella en todo aquel que se atreva a aventurarse en ella.

Link del análisis