Compartir

Si hay un género que me mantuvo incontables horas delante de la consolas con los amigos cuando era un chaval, ese sin duda era el de los Beat’em Up. También conocidos como “yo contra el barrio” tuvo su época de máximo auge en la época de las consolas de 8 y 16 bits con títulos tan emblemáticos como Double Dragon, Street of Rage o Final Fight entre muchos otros, que a buen seguro además de en casa a varios nos llevó a gastar varias monedas de 25 pesetas en los salones recreativos de aquel entonces. Con un par de años de retraso tras su lanzamiento en el mercado asiático, nos llega a territorio europeo Knight of Valour, un juego que atesora mucho de los valores de un género que con la llegada de las plataformas más orientadas a juegos tridimensionales, ha ido desapareciendo de la escena del mundo de los videojuegos. Un título que, con su buen hacer, consigue recuperar todas esas sensaciones que parecían ya perdidas gracias a una buena puesta en escena y un multijugador que nos harán nuevamente pasar muchas horas enfrente de nuestra PlayStation 4.

Un juego Free to Play con mucha historia


Knights of Valour nació como saga de Beat’em Up de scroll lateral allá por el año 1999. Basado en la famosa obra literaria de El Romance de los Tres Reinos, nos ponía a los mandos de los Cinco Generales Tigre de Shu, aunque podían desbloquearse otros personales tales como Diao Chan o Zhuge Lian. El juego vio la luz en los salones recreativos de Asia y alcanzó bastante reconocimiento. Tanto que, de hecho, sacó un par de revisiones ese mismo año, además de una segunda parte, Knights of Valour 2, en el año 2000. Como ocurrió con la primera parte, tuvo varias revisiones y no fue hasta ya entrado el año 2011 que saldría una tercera parte Knights of Valour 3. Todos estos arcades eran una completa rareza en el mercado occidental, muy pocos llegaron ya que no gozaban del respaldo y apoyo de otras compañías. Todos los que tuvieron la suerte de jugarlo, fue en gran parte gracias a los emuladores de PC.

3No fue hasta el 2015 cuando International Games Systems, los responsables de las anteriores entregas, sacaría lo que podría considerarse como un reboot de la franquicia, en exclusiva para la consola de sobremesa PlayStation 4. En esta ocasión como un juego con un sistema Free to Play en el que podemos progresar de manera gratuita o bien a través de micropagos para obtener así antes una serie de mejoras y avanzar más rápido. Después de dos años en el mercado asiático, donde ha cosechado bastante éxito, llega a territorio europeo (en USA está todavía pendiente de lanzarse), para disfrute de todos los usuarios de la consola de Sony, con un título que trae de vuelta todo lo que hizo bueno a los anteriores e innova con otros añadidos, prometiendo muchas horas de entretenimiento solo o en compañía de jugadores de todo el mundo.

Beat’em Up con esencia de los clásicos del género

Lo primero que haremos al empezar nuestra aventura en Knights of Valour, será realizar un pequeño tutorial donde se nos muestran, grosso modo, las bases de la jugabilidad y mecánicas que nos presenta. La dinámica es básicamente la de cualquiera de los “Yo contra el barrio”, un escenario que tendremos que recorrer y en el que, al final del mismo, nos espera un enemigo más fuerte o una emboscada de varios de los más comunes. El juego presenta variedad de situaciones que nos pondrán antes misiones de rescate, destrucción de determinados objetos en un tiempo específico o activar una serie de mecanismos. Dentro de las fases habrá elementos tan conocidos por los aficionados del género como son trampas, partes del escenario que podremos destruir para conseguir objetos curativos o de ataque, así como superficies especiales como hielo, las cuales dificultarán nuestro movimiento.

Para atacar tendremos dos tipos de movimientos: los básicos que se realizarán con el botón cuadrado y los especiales que se activan con el triángulo. Habrá cuatro tipos de cada y se realizarán mediante la combinación del botón y el direccional ya sea arriba, abajo, izquierda o derecha. Al ir atacando rellenaremos un medidor el cual al completarse, nos dará acceso a entrar en un estado temporal de Furia, donde se regenerará lentamente nuestra vida y se recuperarán al máximo las barras de estamina, necesarias para realizar los movimientos especiales, además de verse potenciadas estas últimas. También seremos capaces de bloquear ataques enemigos, e incluso más adelante, realizar contraataques. El juego está compuesto de cinco zonas grandes, a su vez conformadas por 4 escenarios, en el que el último de cada uno de ellos nos espera el típico combate con el jefe importante de turno. A medida que completemos todas las fases en una dificultad Normal desbloquearemos nuevas más altas: Difícil e Insano.

2Antes de meternos en combate tendremos que prepararnos en la pantalla de menú principal. Cada personaje tiene un alto grado de personalización, podremos cambiar su equipo, comprar materiales y objetos con las monedas de plata que consigamos durante nuestras aventuras, mejorar o desmontar las armas y armaduras que hayamos obtenido, desbloquear o potenciar las habilidades del protagonista con una serie de puntos que sacaremos al subir de nivel, cambiar de luchador o incluso, cada cierto número de niveles, activar una serie de talentos que funcionan como pasivas y que nos llevará a escoger entre dos diferentes en cada ocasión y a renunciar a la otra, de modo que lo vayamos modificando al modo de combate de nuestra elección y con el que estemos más a gusto. También podremos seleccionar aliados para que nos acompañen en nuestras partidas en este modo para un jugador, estos se consiguen jugando en el multijugador online, y aunque su uso está limitado a un determinado número de veces al día (tres de inicio) podremos ir aumentándolo conforme los vayamos escogiendo sucesivamente.

El modo multijugador online nos permitirá unirnos hasta a otros tres jugadores, ya sea creando nosotros una sala, buscando una ya hecha bajo determinados criterios de búsqueda o simplemente meternos mediante partida rápida a la primera que esté disponible. El anfitrión de cada sala podrá elegir el número de integrantes que lo componen (de dos a cuatro), el escenario que desea jugarse o el nivel de experiencia del personaje mínimo para poder entrar. Mientras esperamos para empezar podemos realizar las preparaciones previas presentes en el modo un jugador: comprar objetos, cambiar equipo o mejorar habilidades. Tendremos la opción de comunicarnos con los demás jugadores o bien con chat de voz dentro del juego o con una serie de mensajes prefijados con lo más básico para tal fin.

4Este modo presenta una serie de ventajas con respecto a ir en solitario en el modo un jugador. Primero habrá un potenciador de 0,1 de experiencia extra por cada integrante añadido, luego aumentarán las posibilidades de obtener un determinado objeto tras acabar la fase o de que aparezca un enemigo especial durante la misma. Por último, se unirán a nuestro equipo el personaje líder de cada jugador por si queremos usarlo de ayuda en el otro modo en el que estamos solos a priori. El multijugador a cuatro es francamente divertido, pudiendo realizar combinaciones de ataques entre varios para devastar de esta manera a los enemigos en pantalla. Como siempre ha ocurrido en este tipo de juegos, mucho más entretenido en compañía que solo. Suele ir bastante bien, aunque a veces denota caídas de framerrate o micro parones, aunque sigue siendo altamente disfrutable.

Apartado Técnico


Los gráficos del juego son bastante modestos, y aunque no sea un alarde técnico en ocasiones muestra una alta cantidad de enemigos y otros elementos en pantalla. Un apartado técnico correcto aunque con unos efectos bastante simples. El diseño y estilo artístico tiene una marcada base oriental, con unos escenarios que presentan varios detalles. Con una resolución de 1080p y un framerate de 30 fps, aunque con caídas cuando existe una carga elevada en pantalla de muchos enemigos y despliegue de habilidades por parte de nuestro equipo.

1Si había un aspecto que acababa siendo memorable en los títulos más antiguos de este género, ese era sin duda la banda sonora. Y en este juego han cumplido muy bien en ese sentido, con una selección de temas muy pegadizos y acordes a la temática, mostrando un aire asiático mezclado con toques más cañeros propios del rock. Los efectos de sonido se muestran más que correctos y las voces de los personajes y del narrador están únicamente en idioma chino. Por otro lado, todos los textos que veremos en pantalla aparecerán en inglés.

Conclusión


Knights of Valour nos trae de vuelta toda la esencia clásica de los Beat’em Up añadiendo un componente rolero que es capaz de dar muchísimas horas de entretenimiento. Podremos dominar siete personajes con sus movimientos y habilidades especiales diferentes, cada uno con sus propias características y modo de juego. El hecho de tener que rejugar escenarios para conseguir dinero, objetos o subir a nuestro luchador será divertido gracias a las diferentes rutas y habitaciones secretas que esconden cada uno de ellos, así como también por completar los retos que nos ofrecen y así ganar recompensas. Además de su multijugador online para hasta cuatro jugadores, y que no será necesario del servicio PlayStation Plus al ser un Free to Play. Un sistema para nada abusivo que nos permitirá jugar y conseguir todo lo que ofrece echándole horas y será totalmente opcional comprar algún pack si uno desea avanzar más deprisa en su progreso. En definitiva, un juego de “yo contra el barrio” que recupera grandes elementos del género y lo convierte en un título muy recomendable de descargar en nuestra PlayStation 4 y disfrutar con los amigos.

Lo mejor baner

  • Escenarios muy rejugables con diferentes rutas y secretos
  • Los elementos de rol y alto nivel de personalización
  • La banda sonora tiene temas muy pegadizos
  • El modo multijugador para hasta cuatro jugadores
  • Totalmente gratuito y sin micropagos abusivos

lo peor banner lo mejor

  • Completamente en inglés
  • Exige conexión permanente a internet
  • Algunos tirones puntuales

 

7.5 Nota
Historia7
Jugabilidad7.5
Multijugador7.5
Gráficos6.5
Música/Sonido8
Edición Española4
Jugador desde hace casi 30 años. Aficionado sobre todo a los fighting games y hack & slash. Psicólogo a tiempo parcial, optimista a tiempo completo.