Uno de los aspectos indispensables de cualquier videojuego que se precie es la música. Grandes compositores han destacado en el panorama internacional por sus aportaciones a los juegos, mientras que otros se han dado a conocer gracias a sus aportaciones en este sector. Sus partituras pueden conseguir transmitir un sinfín de sensaciones, como energía, humor, miedo o incluso lograr que derramemos alguna que otra lágrima.

Hoy os traemos la primera parte de nuestra lista de mejores compositores de los videojuegos, donde cada redactor escogerá a sus artistas favoritas y explicará por qué les gustan. Os dejamos con un repaso de los principales artífices de que hayamos guardado tantos momentos especiales en nuestra memoria en estos años y de que sigamos disfrutando día a día con su música.

Los favoritos de Miguel Varela


Kōji Kondō

1Quien podría estrenar esta lista sino es K┼ìji Kond┼ì, el creador de las bandas sonoras de juegos de Nintendo tan míticos como Super Mario Bros o The Legend of Zelda. Sus melodías han conseguido convertirse en verdaderos iconos, logrando que casi todo el mundo reconozca al fontanero cuando escucha los primeros compases de la canción del primer mundo de Super Mario Bros para NES.

Ya solo por haberle puesto sonido al título de plataformas de Shigeru Miyamoto se merece un puesto en esta lista, pero para mí se lleva la palma con su trabajo en la saga Zelda, en concreto con The Legend of Zelda: Ocarina of Time. La gran obra maestra de Nintendo 64 disponía de una música muy variada pata todas las situaciones que presentaba el juego. Supo transmitir tensión y misterio en todas las mazmorras, alegría y burla en lugares como Market,calma en Kakariko Village, y hasta tensión constante cuando aparecía Ganondorf en pantalla. Pero sin duda el momento más memorable que se quedó grabado en mi mente, fue cuando dejas atrás la espesura de Kokiri Forest y llegas a Hyrule Field, donde su música simplemente te invade el cuerpo y te amplía la mente.Todas estas piezas y muchas otras de otras entregas de la saga acabaron siendo recopiladas para la formación de una gran orquesta sinfónica que no hace más que recorrer el mundo poniendo el pelo de punta a los espectadores. K┼ìji, tus temas son eternos.

Yoko Shimomura

2Y qué puedo decir de Yoko Shimomura, la mujer que ha conseguido transmitirme la mayor cantidad de sentimientos a través de la música de un videojuego. Con Kingdom Hearts consiguió hipnotizarme desde la pantalla de títulos con la conocidísima canción Dearly Beloved, que posteriormente fue teniendo varias versiones de gran calidad. Sin duda su banda sonora destaca por el uso de los violines y su capacidad para introducirlos en los momentos exactos. La melodía de las Islas del Destino me teletransportaba a un entorno paradisíaco que no hacía más que sentirme como si estuviera en verano, la de los Mundos Disney iban como anillo al dedo con las historias que en ellos se narraban, y los temas de batalla sencillamente, me ponían frenético y me daban fuerzas para enfrentarme a las hordas de Sincorazón.

Rápidamente situé la BSO de Kingdom Hearts entre mis favoritas, pero terminó asentándose en un indiscutible primer puesto con la música que Yoko compuso para Kingdom Hearts II. Nunca he sentido tanta empatía y melancolía por un personaje, y es que la introducción de Roxas en la historia así como su tema principal, me acabaron robando el corazón a golpe de piano.

Los favoritos de Adán Puime


Akira Yamaoka

3Akira Yamaoka (1968, Niigata, Japón), es sin duda el compositor qué más me ha marcado hasta el momento. Estoy seguro y pondría la mano en el fuego de que la saga Silent Hill no hubiera llegado a ser lo que es ahora mismo sin sus composiciones (a pesar de que Daniel Litch lo hizo muy bien con Downpour). El tema principal de Silent Hill con letra del excéntrico Joe Romersa titulado “Hometown” me sigue poniendo los pelos de punta y no encuentro día en el que no escuche un par de veces algunos de sus temas a piano con la voz de la increíble Mary Elizabeth Mcglynn. “Letter from the lost days”, “One More Soul to the Call” o “Room of Angel” son algunas de sus grandes obras.

Tampoco podemos pasar por alto su trabajo en títulos como Sine Mora, Shadows of the Damned o Gradius, aunque sin duda, siempre será recordado por Silent Hill.

Maldita Konami.

Jack Wall

4Jack Wall (1964, Phoenixville, Estados Unidos) es otro de los genios de la industria. A pesar de haber trabajado en Call of Duty: Black Ops II y III, además de en otros grandes títulos como Lost Planet 3, donde realmente este virtuoso de la música ha destacado es en la saga Mass Effect, en la que sus composiciones épicas se unen al uso de unos arpegios y acordes de sintetizadores simples y limpios, pero con un poder increible para representar la hipotética guerra entre galaxias que solo unos pocos pueden llegar a imaginar.

No podemos obviar su increíble trabajo en Myst IV y Jade Empire, donde ha cosechado numerosos premios, pero si Mass Effect se ha convertido en una de las sagas más queridas de la generación pasada, es sin duda por la aportación de Wall.

Los favoritos de Carlos Sánchez


Nobuo Uematsu

5Qué puedo decir de Uematsu. A sus 57 años, este magnífico compositor de origen japonés ha parido algunas de las mejores bandas sonoras que he escuchado en toda mi vida, y es que puede presumir de haberse encargado del apartado sonoro de entregas de corte sobresaliente como Blue Dragon o Super Smash Bros. Brawl.

Sin embargo, la grandeza nace de pequeños comienzos, y es que, aprendiendo a tocar el piano a la edad de doce años, no fue hasta 1987 cuando este talentoso artista comenzó a hacerse un hueco en la industria componiendo la banda sonora del Final Fantasy original, que salvó a Square de la bancarrota. A partir de ahí, Uematsu nos ha regalado cada uno de los temas que componen las BSO de todos los posteriores capítulos de la franquicia hasta Final Fantasy XII, permitiéndonos disfrutar de auténticos temazos como ese emotivo «To Zanarkand» de Final Fantasy X o el mítico «One Winged Angel» de Final Fantasy VII.

Marty O»Donnell

6Nacido en Pensilvania, puede que O»Donnell no sea el mejor compositor de toda la lista. Sin embargo, personalmente le guardo un gran aprecio, pues ha sido el principal responsable de darle vida a la banda sonora de la trilogía Halo inicial. Con 60 años a sus espaldas, y habiendo trabajado en otros proyectos como Oni o Myth, el bueno de Marty ha creado múltiples temas memorables, que todo aquel que haya jugado a los primeros shooters de Bungie guardará en la memoria durante mucho, mucho tiempo. Y es que no es casualidad que la BSO de Halo 3 ostente el honor de ser la banda sonora de videojuego más vendida de todos los tiempos.

Cabe destacar que, una vez la saga quedó en manos de 343 Industries, O»Donnell siguió un tiempo más unido a Bungie, encargándose así de los temas que armonizaban Destiny, y que ahora, tres años después de su lanzamiento, seguimos escuchando cada vez que se nos antoja pilotar nuestra nave, navegar por el espacio y explorar la Luna para dar caza a unos cuantos caídos.