El pasado jueves finalmente se cerró la incógnita de Nintendo NX. Ahora se llama Nintendo Switch, y se confirmó la idea de una consola híbrida y/o modular que tanto tiempo llevaba rondando por Internet y oficinas de patentes. Ahora bien, dejando a un lado la idea de la máquina, ¿es bueno el anuncio?

switch-n-960x623Para empezar, la cronología. La empresa japonesa lleva mucho tiempo dando vueltas al anuncio de su nueva consola, y según los rumores éste iba a tener lugar en verano, pero el pobre rendimiento del nuevo Super Mario (si, nueva entrega confirmada) retrasó la revelación hasta la semana pasada. Esto muestra un pobre control de los tiempos por parte de Nintendo, presentando un concepto nuevo en la práctica en una industria que carece de paciencia, con lo que el interés puede perderse rápido. Esto quiere decir que, o bien el anuncio esta bien emplazado 5 meses antes del lanzamiento, para mantener el hype, o mal, por haberlo demorado demasiado y que lo usuarios hayan optado por la competencia (Sony, Microsoft o PC) ante la falta de movimiento por parte de Nintendo.

Luego está el anuncio como tal. Ni evento, ni cobertura de feria (E3, Gamescom, Tokio Ganes Show…) ni siquiera un Nintendo Direct como si se hizo con Wii U. Un simple video, de 4 minutos, en el que se explica el concepto del nuevo producto. Pero nada más. El titulo lo dice todo “tráiler preliminar de Nintendo Switch”, junto a la letra pequeña que dice “la tecnología podría variar”, lo cual deja entrever cierta prisa a la hora de presentar el nuevo proyecto.

nintendo_switch_10-0-0El anterior párrafo enlaza directamente con el siguiente tema a tratar, la falta de información que asoma por cualquier lado. Para empezar, especificaciones. Sabemos que Nintendo no suele aportar datos concretos sobre la potencia de sus consolas, pero detalles como el tamaño de la tableta o la resolución de esta (mas allá de un “alta definición” en la pagina web) hubiese paliado con creces este aspecto. Además, en ningún momento se ha indicado que los juegos que aparecen en el video sean nuevos, sino que ha habido que deducirlo, y de paso descartar la retrocompatibilidad (al menos de momento, puesto que se ha negado en formato físico). Lo mismo ocurre con el precio, o los accesorios incluidos por defecto. A 5 meses de su lanzamiento, son detalles que no hay que pasar por alto.

Ahora queda un periodo largo para que Nintendo afiance su apuesta. Lo mas difícil, y en lo que erró con Wii U, aclarar el concepto, ya lo ha hecho. Sigue siendo distinta al resto. Ahora falta ver si consigue convencer a estudios y usuarios para que la acompañen en su nueva aventura.

20161020184750_15

Compartir
Colaborador en Gaming eSports. Estudiante y aficionado a los videojuegos.