A pesar de que se anunció hace unos cuantos años, la secuela de Rainbow Moon al fin se encuentra disponible para las últimas consolas de Sony. Gracias a la función Cross-Play y Cross-Save, los usuarios pueden emprender las decenas y decenas de misiones que encierra este Tactical RPG en PS4, PS3 o incluso PS Vita y disfrutar de una experiencia de juego totalmente fiel a la del título original, pero claro, las novedades están ahí y ahora nos corresponde hablar de ellas y lo mucho que ayudan a que no subestimemos este juego.

Un RPG Táctico con mucha personalidad


La historia se centra en el viaje de los jóvenes guerreros Damion y Layne, quienes tras un inesperado incidente, terminan cayéndose de su isla flotante y se ven perdidos en unas misteriosas y peligrosas tierras. Pronto conocen a la joven hechicera Ashley, y juntos emprenden un viaje lleno de sorpresas y desafíos por un mundo desconocido con ciclo día/noche dinámico. Pese a que el argumento no va más allá de lo previsible y lo correcto, queremos destacar la originalidad y humor de muchas de las líneas de diálogo, que lograron sacarnos alguna sonrisa y evitar pensar en todas las cantidades de texto que quedaban por leer.

El sistema de combate se basa en la clásica estrategia por turnos pero con el añadido de la división del escenario en cuadrículas, presentando así un componente táctico muy parecido al de los juegos de la saga God Wars. Cada personaje cuenta con una serie de turnos en los que puede atacar, moverse, utilizar objetos o defenderse, pero donde reside la verdadera magia de los enfrentamientos es en los numerosos ataques especiales que se pueden realizar. Muchos de ellos implican cambios en el entorno, vistosos efectos visuales y poseen un radio de impacto de múltiples casillas, por lo que lo más frecuente es recurrir a estas habilidades para eliminar a varios monstruos sin acercarse demasiado. Pero mucho ojo, porque dependiendo de nuestra posición los enemigos también pueden lanzarnos golpes devastadores.

Muchos ataques pueden causar los típicos estados de envenenamiento o quemadura, pero en este juego queremos hacer hincapié en el de encadenamiento (el equivalente a la parálisis). Existen varios movimientos especiales que pueden llegar a provocar el encadenamiento de los enemigos, impidiendo que puedan desplazarse o atacar, y en el caso de que nos ocurra a nosotros lo mejor es utilizar una poción o defenderse para minimizar los daños que nos puedan llegar a ocasionar. Hay que saber cuándo atacar pero también cuándo es mejor defenderse o cambiar de posición.

Una de las grandes novedades de esta secuela reside en el sistema de misiones, el cual ahora presenta minijuegos y muchas tareas secundarias de las que encargarse. Si optamos por darnos un descanso de la historia principal es posible pasar un rato agradable pescando, jugando a la ruleta, buscando tesoros ocultos gracias a mapas y mucho más, y si lo que queremos es obtener experiencia extra para preparar futuros combates difíciles, lo mejor es participar en las emboscadas a enemigos aleatorios (una opción que salta tan a menudo como los Pokémon salvajes al recorrer las hierbas altas). Y por si alguno se queda con ganas de más retos, en Rainbow Skies existe la opción de acudir a una serie de tutores y pedirles que cambien el rango de las batallas, volviéndolas más difíciles y desbloqueando mejores recompensas y nuevas zonas.

El sistema de progresión de los personajes se ha vuelto mucho más profundo y nos ha enganchado desde el primer momento gracias a la enorme cantidad de objetos y armamento disponibles. A medida que vayamos utilizando las habilidades especiales y el equipamiento que llevemos encima, los parámetros de cada ítem irán subiendo niveles y aumentando los parámetros de cada personaje, y por si fuese poco, los herreros pueden añadir mejoras extra permanentes a cada objeto. En el juego hay disponibles hasta seis tipos diferentes de armas: Espadas, Bastones, Arcos, Orbes, Cinturones y Runas.

Otra característica curiosa es la de poder crear nuestras propias granjas de monstruos con los huevos que vayamos encontrando durante el trayecto, criándolos y haciendo que luchen junto a Damion y compañía en combate.

Apartado Técnico


Una vez más nos encontramos con una perspectiva isométrica que nos muestra multitud de escenarios y biomas diferentes a lo largo de un mundo abierto bastante colorido y que se asemeja a la estética chibi, pero ahora hay que sumarle la posibilidad de poder recorrer cientos de espacios interiores, algo que no se podía hacer en Rainbow Moon. El diseño de las regiones y las infraestructuras es bastante resultón, pero el de los enemigos es otro cantar, pues la mayor parte de ellos son insulsos y no causan intimidación siquiera.

A nivel sonoro nos hemos quedado más que satisfechos. Los diálogos se basan en breves intervenciones de cada personaje, como gritos o suspiros, y en los combates salen a relucir unos efectos de sonido que casan con la estética del título. La banda sonora, a pesar de contar con pocas melodías, ofrece varias melodías muy pegadizas, pero si algo queremos destacar es la gran trabajo de localización en los textos del juego; Como ya comentamos antes, muchas conversaciones nos han sacado más de una sonrisa, y eso es gracias al elaborado proceso de trasladar las situaciones humorísticas a los muchos idiomas en los que está traducida la aventura.

Conclusión


Rainbow Skies ofrece un planteamiento continuista con respecto a Rainbow Moon, pero también presenta una serie de mejoras evidentes y una profundización en algunos aspectos que lo vuelven un título realmente entretenido y ameno para jugar en la plataforma más cómoda para el jugador. Si estáis buscando un buen RPG táctico para este verano, no debéis obviar el juego creado por Eastasiasoft y SideQuest Studios, pues su profundidad jugable no tiene nada que envidiar de otros tantos títulos similares con mayor presupuesto.

 

 

  • El sistema de combate es sencillo pero funciona.
  • La opción Cross-Buy es un gran detalle.
  • Algunos diálogos son bastante originales.

 

 

  • El argumento peca de ser demasiado simplón.

 

7.5 Nota
Historia6
Jugabilidad7.5
Gráficos6.5
Música/Sonido7
Edición Española7