Compartir

En estos últimos años he tenido la oportunidad de disfrutar de grandes obras como Ether One, The Talos Principle o The Witness. Títulos que a través de los puzles han sabido contar una historia, transmitir sensaciones y sobre todo, obligarme a pensar.

Hace tiempo que PlayStation 4 no recibe un juego de puzles de calidad, y cuando vi el tráiler de Small Radios Big Televisions me emocioné pensando que podría echarle el guante a otra gran experiencia. Las imágenes rebosaban ilusión, con unos colores y un arte que parecían ocultar mucho más de lo que realmente acabo siendo.

Experimento fallido


No cabe duda de que Small Radios Big Televisions es un juego distinto, único, peculiar. Sin tutoriales ni una breve introducción, el juego te abandona en una especie de torre de radio para que investigues. Abres una puerta y te encuentras dentro de una sala vacía con otra puerta al extremo. La abres y entras en otrahabitación. Quizás, con suerte, un pequeño rompecabezas protagoniza la sala, si no, continúas abriendo puertas hasta salir de nuevo al exterior de la torre.

En algunas salas encontraremos un casete y en él, una pegatina que describe su contenido: Isla, Montaña, Río, etc. Si introducimos el casete en nuestro Walkman, seremos transportados a un mundo de realidad virtual de acuerdo con la descripción. En él, deberemos buscar un diamante de color rojo que nos permitirá abrir puertas blindadas y bloqueadas. En ocasiones no estará disponible en su primer visionado, por lo que nuestro siguiente objetivo será el de encontrar unos imanes que sirven para descubrir la cara B de cada casete. Al realizar esto e introducirlo de nuevo en nuestro reproductor, accederemos al mismo mundo de antes, pero con unos colores y unas formas diferentes, distorsionadas. Es ahora cuando el diamante rojo estará disponible y podremos seguir avanzando por las diferentes torres de radios disponibles.

3

Al superar cada torre, accederemos a un pequeño vídeo que muestra una conversación entre dos personas. Además de llegar en perfecto inglés, tanto voces como textos, es harto complicado saber qué dicen o qué quieren expresar, pues las voces se cortan debido a interferencias. Aquí es donde su autor, Owen Deery, quiere que el jugador interprete, pero en realidad, y al menos es como ha sido en mi caso, no te enterarás de nada. Es tal el sinsentido que solo buscas acabar el juego para ver que depara su final.

Lo que sí impacta es darte cuenta de que en menos de dos horas habrás llegado a los títulos de crédito con la misma cara de ignorancia con la que empezaste a jugar. Quizás los más bohemios encuentren algo de significado en esta aventura de point-and-click que se puede resumir en un título de abrir puertas con el objetivo de ir avanzando por diferentes habitaciones para resolver algún que otro pequeño rompecabezas de dificultad irrisoria e introducirte en unas cintas llenas de mundos distópicos.

Apartado técnico


Small Radios Big Televisions luce un aspecto gráfico correcto que no destaca por su carga poligonal o texturas. Sin embargo, su estilo minimalista y el uso de los colores y formas en las caras B de los casetes lo diferencian del resto de títulos similares. En la última parte del juego disfrutaremos de una escena en tres dimensiones y vista subjetiva que recuerda a PlayStation One. “Pura nostalgia”.

2

En cuanto al apartado sonoro, destacan ciertas melodías conformadas por sonidos sintéticos que no guardan ningún sentido, pero que no están del todo mal y saben acompañar durante los cinco escenarios que conforman el juego.

Conclusión


Supongo que el creador de Small Radios Big Televisions buscaba ofrecer más una experiencia que un juego al uso. Como experiencia, a mí no me ha gustado porque realmente no me ha transmitido nada y tampoco me ha hecho pensar más allá. Como juego, tiene muchas flaquezas: duración escasa, pocos puzles y sencillísimos, y aún encima vienen en inglés. La versión de PlayStation se encuentra a un precio de 15,99€. Exagerados.

Lo mejor baner

  • Para los noveles en títulos de puzles puede resultar interesante
  • Jugabilidad sencilla que va al grano

lo peor banner

  • Dura menos de dos horas
  • Nada desafiante
  • Completamente en inglés
4.5 Nota
Historia4
Jugabilidad4
Gráficos6
Música/Sonido6
Edición Española5
Jugando desde la época de NES hasta ahora. Fan empedernido de Mirror's Edge y Silent Hill. Estudiante de Marketing y Publicidad. En mis ratos libres produzco música. Dicen que soy codirector.PSN: Iberson_Vigo