Llega a PlayStation 4 uno de los títulos que más han creado expectación para la comunidad de jugadores, tanto en consolas como en PC. Y no es de extrañar si tenemos en cuenta de que el juego del que hablamos se trata ni más ni menos que de Torment: Tides of Numenera, secuela espiritual de uno de los juegos más queridos por los usuarios de ordenador desde hace bastantes años. Una espera que ha llegado a su fín de la mano de InXile Entertainment, la cual nos trae de vuelta varias sensaciones que muchos ya creían caídas en el olvido gracias a una historia interesante que promete dar mucho juego y, sobre todo, al enorme abanico de posibilidades a la hora de personalizar nuestro protagonista y el rumbo que tomaremos a lo largo de esta aventura. Una odisea que nos llevará por todo ese mundo futurista para salvar nuestra vida de lo que parece una muerte inevitable.

La pluma es más poderosa que la espada


El argumento nos sitúa en un planeta Tierra que ha sufrido bastantes cambios tras el auge y caída de diversas civilizaciones a lo largo de miles de años que la han dejado en un estado a caballo entre futurista y medieval. Nos meteremos en el papel del Último Desecho, el más reciente cuerpo usado por el Dios Cambiante, un ser humano que descubre el secreto de la inmortalidad mediante la creación de cuerpos de los que va pasando de uno a otro a través de los años. Sin embargo, al dejar estos recipientes no quedaban vacíos y por el contrario adquirían vida propia. Este engaño a la muerte no pasa desapercibido ante un poderoso ser llamado La Agonía, cuya misión es erradicar a este dios y a todos los desechos que ha creado. Nosotros seremos ese último desecho antes de que el Dios Cambiante sea cazado. Nuestro objetivo será hallar el modo de evitar la que parece una sentencia a muerte irrevocable.

Nuestro cometido principal como Último Desecho será investigar por el mundo el modo de salvar nuestra vida. Uno de los intentos por parte de InXile Entertainment ha sido el que desde el primer momento podamos personalizar nuestra aventura mediante elecciones, las cuales tendrán su posterior incidencia en otros acontecimientos. Es por ello que una vez comenzado el juego se nos permitirá elegir los rasgos predominantes de nuestro protagonista, lo que lo dotará de ciertas habilidades que le servirán tanto como para conseguir nuestros objetivos mientras exploramos o nos enfrentamos en combate. A la hora de realizar todas nuestras acciones usaremos puntos de tres características diferentes: Fuerza, Velocidad e Inteligencia. Según nuestro perfil o la acción a realizar gastará de un tipo o de otro. Además del equipo habitual que llevemos (armas y protecciones) podremos hacer uso de unos accesorios llamados Cyfras, que nos otorgarán una serie de habilidades e interesantes ventajas pero que si excedemos en el número a ponernos pueden producirnos estados perjudiciales.

5Si nos ceñimos a la acción y los combates, queda bastante claro que nunca ha sido un factor importante para los desarrolladores, ya sea por la poca cantidad como la calidad de los mismos. Y es que se nota que este juego ha llevado a cabo teniendo en mente el ofrecer posibilidades al jugador para resolver las crisis (este es el nombre que se le ha dado a los enfrentamientos en los que podremos incurrir). Estos combates tendrán la dinámica propia de un sistema de turnos de los juegos de rol, en el que cada uno de los personajes o enemigos va moviéndose y actuando por el mapa de uno en uno. No destacan por su calidad y parece que a sabiendas de que no es una situación que suela predominar en el juego, parece que no le hayan destinado demasiados recursos. El desarrollo de los personajes en este sentido no es demasiado satisfactorio y cualquiera de nosotros puede pasarse el juego entero sin apenas combatir ni dedicar tiempo a equipar a sus personajes, ya que la mayoría de estas peleas pueden resolverse o hablando o evitando un contacto directo mediante la realización de otros objetivos. También hay que recalcar que podremos pasarnos un gran número de horas sin que haya acción, incluso a pesar de que busquemos abiertamente el enfrentamiento como solución a una situación complicada.

Lo mejor de este juego, y de lejos, es su bien hilado argumento, con un rico lore y las numerosas subhistorias que lo componen. Cobra incluso más fuerza por la libertad que tendremos a la hora de seleccionar nuestras opciones a la hora de abordar cualquier misión principal como secundarias, estás últimas muy bien diseñadas y que nos obligarán a investigar y encontrar a un asesino o usar nuestra cabeza para encontrar la solución a una situación que aparentemente no la tiene. Los creadores han querido que la moralidad tras nuestras acciones caiga directamente sobre nosotros, podremos ser sinceros, mentirosos, traidores, chantajistas, negociadores o unos matones, todo dependerá de nosotros. Todo esto ayuda a que sintamos la gran historia que se nos irá contando como nuestra y personalizándola de manera que difícilmente dos personas diferentes hagan partidas idénticas, además de dotar a este título de una rejugabilidad casi infinita, ya que hablamos de que cada misión secundaria puede tener por ejemplo 3 o 4 finales diferentes con sus respectivas consecuencias. Nuestro modo de actuar incidirá en nuestra búsqueda y en detalles tales como el respeto o el odio con el que nos tratarán determinados NPCs. Uno no puedo sino inclinarse en señal de respeto ante la tarea titánica que ha realizado en este sentido.

3Apartado Técnico


Uno de los factores que más lastran la experiencia a la hora de jugar a Torment: Tides of Numenera es el desastroso rendimiento que caracteriza a este título, al menos en su versión para PlayStation 4. Estamos hablando de unos tirones constantes a la hora de mover a nuestro personaje, lo cual tiene como consecuencia que vayamos a la mitad de la velocidad que deberíamos por este motivo. No ayuda tampoco los eternos tiempos de carga que habrá que sufrir cada dos por tres, ya que a la hora de investigar una ciudad o región, serán innumerables las veces que habrá que cambiar de zona, con el consiguiente tiempo de carga. Este factor podrá desesperar a muchos, ya que tendremos la sensación en ciertas secciones que pasamos más tiempo esperando que jugando, y si ya le sumamos los tirones llega a resultar algo frustrante. En lo referente al apartado gráfico encontramos algo que sin llegar a ser sobresaliente, sí que encandila con su estilo artístico, tanto de escenarios como de personajes, con una variedad de lugares que lo convierte en un aliciente a la hora de explorar. Tampoco serán menos variados los bugs que podremos encontrar que nos harán reniciar la partida en algunos casos ya que afectarán a la propia jugabilidad porque el personaje no pueda atacar en combates o una interfaz que muestra algo que no debe, amén de más de un crasheo.

2Las melodías que componen la banda sonora presentan un estilo a medio camino entre mágico y futurista, con algunas canciones particularmente más intensas y épicas. No creemos que sea especialmente memorable pero ayuda a que nos metamos más en el papel del protagonista si cabe. En lo referente a voces y efectos de sonido, son puramente testimoniales y sin gran impacto en la composición global sonora. El doblaje se encuentra en inglés y en lo referente a los textos encontramos el punto más polémico. A pesar de haberse alcanzado los objetivos (pagados por los backers) de una traducción tanto de español latino como en castellano, la desarrolladora optó por poner únicamente el primero (así viene etiquetado en la pantalla de selección de idioma). Aunque los textos que encontremos en su mayoría vienen en “neutro” ocasionalmente se cuelan palabras y expresiones que al castellano parlante puede rechinar (sin llegar al desastre de los juegos de TellTalle). Es más incluso desde la perspectiva de un hablante de español latino muchas veces el texto presenta textos extraños, como si los hubiesen traducido con Google Translator. Y para más inri, la implementación de los textos en código parece hecho a las prisas y sin testear, no serán pocos los textos con errores que encontraremos en donde el enunciado se encuentra en medio de las posibles respuestas a seleccionar, provocando un caos que dificulta su comprensión.

Conclusión


Indudablemente, es motivo de alegría el lanzamiento de juegos con propuestas tan poco frecuentes como este Torment: Tides of Numenera. Los amantes de todos aquellos títulos más enfocados a la historia que a la acción verán sobradamente satisfechas sus expectativas, pero aquellos que no estén preparados para varias horas seguidas de textos y exploración puede que terminen hastiados con él puesto que los pocos momentos de combate no son para nada satisfactorios. Tal y como ocurre, desgraciadamente, en varios casos recientes de juegos financiados mediante la plataforma Kickstarter, sentimos que hay varias lagunas y elementos poco cuidados que tienen como consecuencia un rendimiento técnico lleno de fallos y bugs, además de una traducción al español latino con no pocos errores que puede carecer de sentido hasta para los hablantes del mismo. No obstante, todos aquellos ávidos de buenas historias y de sentirse protagonista mediante sus propias elecciones a la hora de progresar disfrutarán de un estilo de juego que no abunda precisamente en PlayStation 4.

Lo mejor baner

  • Argumento trabajado con un extenso lore
  • Gran abanico de posibilidades para abordar las misiones
  • Una ambientación muy conseguida con variedad de escenarios
  • Misiones secundarias interesantes

lo peor banner lo mejor

  • El deficiente sistema de combate
  • Numerosos y extensos tiempos de carga
  • Mal rendimiento con bajadas de framerate y tirones
  • Traducción al español latino con varios fallos
7.5 Nota final
Historia8
Jugabilidad7
Gráficos7
Música/Sonido7.5
Edición Española5
Compartir
Jugador desde hace casi 30 años. Aficionado sobre todo a los fighting games y hack & slash. Psicólogo a tiempo parcial, optimista a tiempo completo.