Tal y como se había filtrado hace unas semanas, durante el Nintendo Direct del E3 2018 se ha confirmado la llegada de Dragon Ball FighterZ a la consola híbrida de la compañía nipona.

El equipo de desarrolladores de Arc System Works trabaja actualmente en la conversión del título de lucha en 2.5D a Switch, posibilitando que la accesibilidad a través de los Joy-Con sea una manera muy cómoda de jugar y asegurándose de que el control que aporte el Pro Controller sea suficiente para asegurar una buena experiencia competitiva.

Dragon Ball FighterZ se lanzará en Nintendo Switch a lo largo de 2018.