Presentación


Hace un par de año Razer sacó al mercado la primera alfombrilla retroiluminada para sorpresa de propios y extraños. Al principio nos chocó un poco como se estaba llevando de lejos el tema de la iluminación RGB que ya encontramos en ratones, teclados y auriculares; pero luego se demostró como un producto más a considerar y otras marcas sacaron sus versiones.

Hoy analizamos el nuevo giro que hacer Razer en este tipo de producto, y es que recientemente han lanzado la Goliathus Chroma, que viene a ser la alfombrilla Goliathus de toda la vida, pero con su iluminación multicolor

Unboxing


Razer regresa al concepto de caja plana como hizo en su día con la Firefly, pero añadiendo un agujero frontal con el que poder tocar la superficie de la alfombrilla. Como siempre, Razer nos presenta una caja de cartón duro con serigrafía frontal del producto, logo y nombre de este; la parte trasera tienes imágenes más pequeñas y mayor texto explicativo de las características principales de esta alfombrilla.

La apertura se realiza lateralmente, y podemos sacar un molde negro donde se encuentra encajada esta Goliathus Chroma, y que viene cubierta con un molde superior de plástico transparente.

Como siempre, y en todo producto Razer, tenemos un manual de instrucciones y un par de pegatinas del logo de la marca.

 

Características


La Razer Goliathus es una alfombrilla de tela microtexturizada, con agradable tacto y una base de goma antideslizante que impide su desplazamiento al realizar movimientos rápidos durante las partidas.

Con unas medidas de 255 x 355 x3 mm que son ideales para un modelo “médium”, se nos hace muy peculiar que el grosor con respecto a versiones anteriores se mantiene igual, sin importar el tener un sistema de iluminación mediante una tira multicolor en los bordes.

Esta tira multicolor viene añadida mediante un bordado tan fino que en verdad apenas se nota sin iluminación, y luego con la iluminación puesta es como si no existiera.

Uno de los puntos que encontramos como “valor añadido” es un organizador de cable en su parte superior izquierda, que sirve para redirigir el cable del ratón si necesitamos controlar movimientos innecesarios. Por último, el cable que conecta con el PC a través de un USB es de tela trenzada.

 

Manos a la Obra


Ante todo, ya que la características principal y diferencial de este producto es la iluminación, vamos a hablar de ello. Hemos quedad muy gratamente sorprendidos de la potencia de iluminación de la tira LED que viene adherida por cosido a este producto. Obviamente a plena luz de del día notaremos el color, pero por la noche es cuando vamos a poder disfrutar de una calidad e intensidad de luz que nos ha resultado muy buena.

La calidad de materiales nos parece excelente, con una base de goma que mantiene a la alfombrilla en su puesto no importa si hacemos movimientos bruscos en juego o trabajo. La superficie de tela nos parece buena, suave y cómoda para largas sesiones de juego. Allí donde notábamos rozadura en la parte inferior de la muñeca debido a la rugosidad de la tela, aquí ese problema es inexistente.

Hemos usado esta Razer Goliathus con varios ratones de diferentes marcas y especificaciones, y la precisión y aprovechamiento de distancia usando la alfombrilla han sido buenos.

Ahora, en cuanto al software, al poderse conectar mediante USB y tener efectos de iluminación Chroma, es normal que Synapse 3.0 reconozca el producto y nos permita disfrutar al completo de todas las opciones de efectos estándar y personalización que quedamos realizar. No por ser un producto diferente a la Firefly significa que haya una limitación en sus prestaciones de iluminación, al contrario, se puede hacer lo mismo que en cualquier otro producto Razer de alta gama.

Synapse 3.0 no solo nos permitirá regular el brillo, del cual hemos hablado bastante bien al comienzo de este análisis, sino que su configurador de efectos viene siendo de lo más completo del mercado.

 

Conclusiones


La Razer Goliathus Chroma es un producto muy acertado para brindar la mejor experiencia de la tecnología Chroma a esos jugadores que no podían, o querían, hacer un gasto alto en una Firefly.

Buen rendimiento con cualquier tipo de ratón, con gran calidad de materiales, flexible, y un acompañante perfecto para todos los enamorados de jugar a oscuras y disfrutar de iluminación potente y personalizada. El precio es de 39,95€ en GAME, y la verdad es que no supone un incremento tan alto como podría imaginarse sobre una Goliathus sin iluminación, y es una diferencia para aquellos que no deseen gastarse los 70€ de la Razer Firefly.

Total recomendación para aquellos que tienen productos con retroiluminación y que deseen cambiar su alfombrilla por una RGB, con el valor añadido de que la transferencia de efectos entre dispositivos Razer Chroma.

A favor

  • Excelente calidad de materiales
  • Superficie microtexturizada agradable al tacto
  • Iluminación Razer Chroma con bastante intensidad (regulable)
  • Personalizable mediante Synapse 3.0
  • Organizador de cable para ratón incluido
  • Buen precio

En contra

  • Nada

 

Galería de Imágenes