Presentación


Aunque no sean un producto muy habitual en el gaming, las marcas de hardware y tecnología han dado bastante importante a los ratónes inalámbricos o Wireless, dotándolos de características con las que nos quieren hacer ver que su rendimiento no tiene nada que envidiar a los ratones de cable.

Hoy os traemos la review de un producto bastante peculiar en Razer, el combo Razer Hyperflux, que se compone de ratón + alfombrilla: Razer Mamba Hyperflux + Razer Firefly Hyperflux. Con una tecnología bastante novedosa que nos ha sorprendido bastante

Unboxing


Encontramos una vez más la caja habitual de Razer con un frontal serigrafiado que muestran los dos productos que vienen en el interior, tanto ratón como alfombrilla. Los laterales son de fondo verde con letras en negro, y la parte trasera encontramos de nuevo un dibujo diferente de los productos con una señalización de sus principales características, así como texto descriptivo en diferentes idiomas y una tabla de medidas de ambos periféricos.

Abrimos la caja y de entrada tenemos un molde de espuma gris que acoge tanto el ratón Mamba Hyperflux, como el cable de conexión de la alfombrilla al PC, y el típico conjunto de libro de instrucciones + tarjeta de bienvenida + pegatinas del logo de la marca de la triple serpiente cruzada.

Una vez sacamos este molde, encontramos abajo la alfombrilla Razer Firefly Hyperflux, que viene acomodada por dos moldes laterales que mantienen el conjunto bastante firme. Desde luego el espacio está muy bien pensado para acomodar ambos productos sin que se muevan y mantienen una gran presentación de calidad.

 

Características


Una vez sacados ambos periféricos de los moldes, estamos ante un combo muy peculiar en varios aspectos.

De entrada, el ratón es un Razer Mamba Hyperflux que mantiene la ergonomía y forma de su versión anterior, el Razer Mamba Chroma, así como botones principales con switches Razer, los agarres de goma laterales, rueda scroll que permite clicks, los dos botones debajo de esta rueda para cambios de niveles de DPIs, los dos botones laterales para personalización y ajustes mediante Synapse 3.0, ect.

Pero este ratón tiene dos novedades: la primera menos significativa es un botón pequeño en el lado izquierdo con una pequeña LED encima; este botón sirve para el cambio de perfiles que hayamos preparado mediante Synapse 3.0, hasta un máximo de 5 perfiles.

La segunda novedad, y más llamativa, viene dado por su reducido peso. Si, son 96 gramos, muy por debajo de otros ratones de la misma gama o ergonomía, y eso se debe a un factor fundamental que diferencia a este producto de la competencia: no tiene batería.

¿Y si no tiene batería como es posible que este Razer Mamba Hyperflux funciones? Pues lo hace debido a un supercondensador que recibe energía mediante inducción electromagnética a través de la alfombrilla, por lo que nos encontramos con un ratón que se encuentra en funcionamiento constante Wireless y que no necesita de una base o cable de carga que nos interrumpa el juego o el trabajo mientras recarga batería.

La alfombrilla, una Razer Firefly Hyperflux, es parte del conjunto. Cuenta con unas medidas de 355 x 282,5 x 12,9 mm, y destaca por varios puntos especiales: Iluminación Chroma, Superficie doble e intercambiable (tanto sólida como de tela), Base de goma antideslizante y Luz de confirmación de transmisión de energía al ratón

La conexión se realiza por un cable con USB al PC y conector propietario a la alfombrilla, de ahí se genera la energía que alimenta a esta para su iluminación Chroma, así como la alimentación para el sistema Razer Hyperflux.

 

Manos a la obra


Las primeras sensaciones que nos transmite este conjunto son excelentes. Primero porque el poder tener una alfombrilla con superficie a elegir e intercambiable es de gran valor, y luego porque el Razer Mamba Hyperflux se siente ligero, y con ello los movimientos son rápidos y precisos.

La ergonomía cómoda de siempre es un valor añadido y característico de Razer, por lo que no hay sentido el modificarlo, pero si vemos ok el pequeño botón para cambiar entre los 5 perfiles. Hemos notado un funcionamiento preciso del ratón gracias al sensor (desconocido) de hasta 16.000 DPIs y 5G, que se ha deslizado perfectamente en ambas superficies.

Sobre la tecnología Razer Hyperflux podemos decir que funciona, que nunca hemos notado en ningún tipo de juego corte, latencia o desconexión alguna, y el funcionamiento ha sido a la perfección. Las dos líneas de luz que poseen tanto alfombrilla como ratón son confirmación visual de que ambos están conectados y en funcionamientos constante por la inducción electromagnética que llega al Razer Mamba Hyperflux y que lo mantiene en funcionamiento regular.

Un dato importante que hemos de destacar es que el ratón funciona siempre que lo tengamos sobre la alfombrilla. Si lo separamos sobre 15/20 segs el ratón dejará de funcionar, pero también tenemos la opción de hacerlo “cableado” conectándole el cable que utilizamos con la alfombrilla, cuando deseemos usarlo de esta forma. El rendimiento nos ha seguido pareciendo igual, es cuestión de gustos.

La calidad de iluminación nos ha parecido muy buena en intensidad, y no hay mucho que podamos decir sobre las maravillas de los efectos de iluminación Chroma, todos personalizables mediante el nuevo software Razer Synapse 3.0, que ha reconocido rápidamente el producto nada más conectarlo por primera vez, y enseguida estábamos empezando a configurar sus posibilidades con creación de un perfil individualizado donde poder empezar a modificar los ajustes de cualquiera de sus botones.

Algo que hemos apreciado mucho gracias a este software es la posibilidad de calibrar la superficie de la alfombrilla con el sensor del ratón, y como esta Razer Firefly Hyperflux cuenta con doble superficie, pues el beneficio es doble según el uso que queramos hacerle o estilo que tengamos para el juego.

 

Conclusiones


Razer vuelve a innovar con un producto que podemos definirlo como puntero en su tecnología y quizás adelantado a su tiempo, pues no dudamos que en el futuro saldrán soluciones similares. El Razer Hyperflux es un magnífico combo que trae dos productos símbolo y seña de la marca (Razer Mamba y Razer Firefly) y les dota de una tremenda sinergia gracias a la tecnología Hyperflux.

Por un lado, un magnífico ratón con un peso liviano y unas excelentes capacidades por su funcionamiento por el supercondensador interno que sustituye a la batería, y le libra de peso, y por otro lado una alfombrilla de doble superficie y con toda la calidad esperada.

Es un gran producto, pero a un gran precio que puede ser prohibitivo para muchos bolsillos, pues hemos observador en varias tiendas un precio de 279€. Choca mucho este precio, pero estamos ante una solución basada en dos productos, y si buscamos los precios de lo que cuesta un Razer Mamba Chroma (159€) y una Firefly Chroma (70€), en verdad son 50€ más, y con todas las prestaciones y alfombrilla de doble superficie, pues la verdad casi que nos cuadra.

A favor

  • Su innovadora tecnología Razer Hyperflux
  • Ratón ligero y de excelentes prestaciones
  • Alfombrilla con doble superficie intercambiable
  • Extraordinaria calidad de materiales.
  • Completo software de personalización online para ambos productos

En contra

  • Precio bastante alto

 

Galería de fotos