Nintendo ha revelado hoy una gran cantidad de novedades sobre Pokémon Let’s GO Pikachu! y Pokémon Let’s GO Eevee!, las dos primeras entregas de la saga que debutarán en Switch el próximo otoño.

En primer lugar la compañía ha querido dejar claro, que como viene siendo habitual, existen diferencias claras entre ambos juegos; dependiendo de la versión que se adquiera se comenzará la aventura con Pikachu o Eevee, y algunos Pokémon serán exclusivos. Por ejemplo, Oddish, Sandsshrew y Growlithe sólo se podrán capturar en el título protagonizado por Pikachu, mientras que Bellsprout, Vulpix y Meowth estarán solo en el que protagoniza Eevee.

Al ganar combates contra otros entrenadores normalmente el premio será dinero, pero en ocasiones es posible que obtengamos algunas Poké Ball, y en lo que respecta a los enfrentamientos en los Gimnasios Pokémon, sólo podremos acceder a ellos al cumplir una serie de condiciones específicas (como tener un Pokémon de determinado tipo en el equipo).

Otra de las novedades más destacadas es la posibilidad de interactuar con tu Pikachu o Eevee, pudiendo acariciarlos, hacerles cosquillas o darles de comer para obtener una serie de ventajas temporales según el nivel de amistad entre ambos aumenta. También se podrá escoger el tipo de peinado y poner accesorios y algunas prendas a ambas criaturas, para que vaya a juego contigo u obtenga su propio estilo, y hacer que uno de tus Pokémon te vaya siguiendo por el camino (dejando que te montes en él y encontrando algunos objetos ocultos por el escenario).

En cuanto al sistema de captura, Nintendo ha explicado que los Pokémon salvajes se moverán de un lado a otro e incluso te intentarán intimidar para evitar que los atrapes, no obstante la clave para el éxito es calmarse y agitar el Joy-Con en el momento idóneo, a no ser que juguemos en modo portátil, pues la mecánica cambia e implica tener que mover la consola para apuntar y pulsar el botón A para lanzar la Poké Ball.

La probabilidad de atrapar al Pokémon aumenta en función de cuándo y cómo lancemos la Poké Ball al objetivo. Será más elevada si acertamos al centro de la circunferencia en movimiento, y cuanto menor sea esta, mejor. El color del círculo indica lo fácil que será atrapar al Pokémon: verde significa que es fácil y rojo, difícil. Además, al atrapar Pokémon salvajes los Pokémon de nuestro equipo reciben Puntos de Experiencia (Ptos. Exp.). Cuando acumulan cierto número, suben de nivel. Al hacerlo, sus características aumentan y, en ocasiones, incluso aprenden movimientos nuevos.

La posibilidad de explorar Kanto en tiempo real con un amigo o amiga también es una novedad importante. Tendremos más posibilidades de atrapar a un Pokémon salvaje si tu Entrenador de apoyo (osea tu compañero) y tú le lanzáis Poké Balls al mismo tiempo. Para jugar como Entrenador de apoyo tan solo hay que agitar el segundo mando Joy-Con, pudiendo hacerlo incluso cuando el encuentro con el Pokémon salvaje ya ha empezado.

Pokémon Let’s GO Pikachu! y Pokémon Let’s GO Eevee! se pondrán a la venta para Nintendo Switch a partir del próximo 16 de noviembre.